All for Joomla All for Webmasters

“¡Papá, yo quiero un teléfono!”

  • ¿A qué edad es conveniente darles a los hijos su primer teléfono inteligente? 
  • Especialistas dan pistas para que usted identifique el momento adecuado.

Ma. Estela Monterrosa S.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

El Internet y los dispositivos electrónicos son una parte integral del mundo de hoy y las ventajas que traen consigo pueden ser muchas, si se utilizan de manera apropiada.

Diversos estudios, citados en publicaciones de la Academia Americana de Pediatría, AAP, revelan que es en la secundaria cuando los menores adoptan el uso de los teléfonos celulares. Antes de esto, los niños que tienen teléfonos móviles no los utilizan como se espera que lo hagan.

¿Para qué los tienen? ¿Cuándo es la mejor edad para darles su primer Smartphone? De acuerdo con AAP, la decisión de los padres de darle celular a sus hijos muchas veces tiene que ver con el sentimiento de tranquilidad que les genera el saber que sus hijos pueden contactarlos cuando sea necesario y no tanto porque el niño lo requiera.

En algunos casos, los padres de niños de escuela primaria les dan un celular por motivos de seguridad, dice AAP en el artículo “Teléfonos celulares: ¿a qué edad pueden empezar a usarlos?”.

Alguna condición médica del niño también puede motivar a los padres a darle un teléfono celular, en especial porque los teléfonos fijos no son tan fáciles de encontrar en la actualidad. “Algunas familias con niños que tienen problemas médicos se sienten más seguras de saber que su hijo los puede localizar si los síntomas comienzan a aparecer. Suponiendo que estos niños estén bajo supervisión, esto puede no ser necesario, pero les da tranquilidad a las familias”, dice la publicación.

Cuando ambos padres trabajan fuera del hogar, también se sienten más seguros si los niños tienen cómo localizarlos y viceversa. “Este es un tema que cada familia debe resolver de manera individual, pero si los niños de la escuela primaria están supervisados después de la escuela, un teléfono celular podría no ser necesario”, agrega.

El artículo completo en la edición impresa de Eco Católico. 

 

0
0
0
s2smodern