All for Joomla All for Webmasters

La Familia Schoenstatt recibió imagen de su fundador

  • Movimiento develó imagen traída desde Alemania 

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El Padre José Kentenich recibirá con sus brazos abiertos a los visitantes del Santuario de Schoenstatt en Costa Rica, ubicado en Santa Ana. El pasado 15 de setiembre se develó una estatua de 1,68 metros de altura (la misma que tenía el sacerdote).

La obra está hecha de bronce y pesa seis toneladas. Se trajo desde Alemania, donde fue esculpida por el artista chileno Juan Fernández, conocido por reproducir la figura del sacerdote Kentenich con todo detalle y originalidad. 

El Padre José Luis Correa, Asesor Nacional de Schoenstatt, dijo que esta escultura de tamaño natural permitirá a las personas sentir la cercanía del fundador del Movimiento, conocer más su obra, seguir su valioso ejemplo y rezar por su beatificación.  

La inauguración se hizo en el marco del 50 aniversario del fallecimiento del Padre Kentenich y asistieron integrantes de todo el país. Se celebró una Santa Eucaristía, se compartió una comida y se procedió a develar la estatua.

El Padre Correa destacó el crecimiento exponencial que ha tenido el Movimiento en Costa Rica, con la conformación de grupos en diferentes diócesis del país. 

La escultura fue donada por una schoenstattiana costarricense, quien llevó a cabo este gesto durante la recuperación de una enfermedad.  

El diseño de la figura es único, presenta al Padre Kentenich con sus vestiduras sacerdotales, una cruz pectoral y en su espalda un grabado del Santuario y el lema: Familia de Esperanza.

Sobre el Padre Kentenich

En 1912 trabaja como director espiritual de los seminaristas del nuevo Seminario Menor ubicado en Schoenstatt, un pequeño pueblo de Alemania. El Padre Kentenich guió a sus alumnos hacia una seria autoeducación, dándoles a la Santísima Virgen como madre y educadora.

Junto con algunos alumnos, el 18 de octubre de 1914 da el primer paso para la fundación del Movimiento. En una pequeña capilla, en Schoenstatt, sellan una Alianza con María, la “Alianza de Amor”, donde le piden  a la Virgen que se haga particularmente presente allí obrando como educadora del hombre libre. 

El Padre Kentenich y los muchachos contaron en que esa capilla se convertiría en un lugar de peregrinación y de gracias para muchas personas. 

Durante la Segunda Guerra Mundial fue prisionero en un campo de concentración nazi, donde en medio de las circunstancias proclamó el amor misericordioso de Dios y ayudó a otros a ser, con la asistencia de María, personas de un gran amor.

Terminado el conflicto bélico, comenzó una etapa de viajes y regresó a Schoenstatt en 1965. Fue llamado a la Casa del Padre el 15 de setiembre de 1968. El proceso de su canonización se abrió en 1975, actualmente es considerado siervo de Dios.

 

0
0
0
s2smodern