All for Joomla All for Webmasters

Reliquia de San Romero está en Paraíso de Cartago

  • Corporal ensangrentado es cuidado por una vecina 

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cuando San Óscar Arnulfo Romero recibió aquel mortal disparo en su pecho un 24 de marzo de 1980 en la Capilla del Hospital la Divina Providencia, fue traslado al Hospital Policlínico donde las hermanas carmelitas limpiaron con un corporal la sangre que emanaba de su herida y que actualmente está en Costa Rica.

Eco Católico se dio a la tarea de buscarlo y hallarlo en Paraíso de Cartago.  Esta reliquia de primer grado fue entregada a un salvadoreño residente en San José, Carlos Ramírez, quien estuvo cerca de Mons. Romero en los años más duros de la Guerra en El Salvador a finales de los años 70 (ver nota en página 14).

Don Carlos era muy amigo de las religiosas y estas a su vez sabían del cariño que él sentía por su pastor, por eso se la regalaron. Cuando debido a amenazas se vio obligado a salir con su familia de El Salvador fue lo primero que empacó. 

Conservó la tela durante 33 años, hasta que un día decidió abrir por primera vez la caja donde estaba guardada y desenrollarla. Para su sorpresa la sangre en la tela parecía fresca aun. Supo entonces que no podía seguir guardando esa reliquia, pensó que lo mejor era buscar a alguien que la custodiara en caso de que él y su esposa debido a su edad fallecieran.

Decidió que cuando encontrara a una persona que considerara digna de tener se la entregaría. Así un día en una actividad relacionada con Monseñor Romero conoció a Fray Guillermo Chaves Pochet, quien lo invitó a compartir su testimonio en otro evento en el Colegio Sión y allí don Caros supo que esa era la persona indicada.

“El padre Guillermo amó a Monseñor Romero como tal vez ningún salvadoreño lo ha amado”, comentó don Carlos. Efectivamente, este fraile dominico tenía gran admiración por la figura de San Romero, tenía sus homilías, coleccionaba artículos relacionados y hasta tenía un pequeño museo en su casa.

No obstante, la misma fecha del aniversario del martirio de Mons. Romero, un 24 de marzo de 2016 Fray Guillermo falleció de cáncer. 

¿Dónde está la reliquia? 

Actualmente la tela ensangrentada está en manos de la hermana del fraile, Eugenia Chaves Pochet, quien la tiene en su casa de habitación en Río Regado, en Paraíso de Cartago, resguardada en un copón de vidrio sobre un altar, junto a las cosas que coleccionó su hermano.

Eugenia comentó que fue en esta comunidad donde su hermano pasó sus últimos días, que fue un sacerdote muy querido y que “fue un vocero de las enseñanzas de Monseñor Romero”. 

Esta vecina de Paraíso, mencionó estar consciente de que es probable que no pueda conservar la reliquia dado el valor que tiene. “Pido al Señor y a Guillermo que me iluminen. Siento que esto no va a ser para mí sino para una comunidad”.

 

0
0
0
s2smodern