Artículos

“Que se amen los unos a los otros como yo los he amado”

Escrito por Eco Catolico on . Posted in Lectio Divina

Oración inicial

Oh Padre, tú que eres fuente de vida y nos sorprendes siempre con tus dones, danos la gracia de responder al llamado de tu Hijo Jesús que nos llamó amigos, para que siguiéndole a El, nuestro maestro y pastor, aprendamos a observar sus mandamientos, la nueva y definitiva Ley que es El mismo, camino para llegar a ti y permanecer en ti. Por Jesucristo tu Hijo y Señor nuestro. 

El Texto:

† Lectura del Santo Evangelio según San Juan 15, 9-17:

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Como el Padre me ama, así los amo yo. Permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecen en mi amor; lo mismo que yo cumplo los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho esto para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea plena.

Éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado. Nadie tiene amor más grande a sus amigos que el que da la vida por ellos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que yo les mando. Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su amo; a ustedes los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que le he oído a mi Padre.

No son ustedes los que me han elegido, soy yo quien los ha elegido y los ha destinado para que vayan y den fruto y su fruto permanezca, de modo que el Padre les conceda cuanto le pidan en mi nombre. Esto es lo que les mando: que se amen los unos a los otros”.

Palabra del Señor.

Un momento de silencio:

Para que la Palabra de Dios habite en nuestro corazón.

Algunas preguntas:

1. ¿Qué parte del texto te ha llamado más la atención y por qué?

2. El Señor nos llama sus amigos, ¿Comprendemos la exigencia de este calificativo? ¿Estamos en disposición de poder llamar nosotros al Señor nuestro amigo?

3. El mandamiento nuevo se resume en amar a los demás como Cristo nos amó. ¿Estaremos dispuestos a dar hasta la vida por los hermanos? ¿Amamos así incluso a quienes nos odian?

4. La identidad de discípulos se fundamenta en la elección hecha por Jesús y presenta un camino que recorrer, un fruto que dar. ¿Qué frutos concretos damos en nuestra vida espiritual y cotidiana?

Oración final

Danos, Señor, una mirada de fe y de esperanza que sepa pasar de las palabras, de los deseos a lo concreto de las obras, a tu imagen, Tú que nos amaste hasta el fin, dándonos tu vida para que tuviéramos vida en ti. Tú que vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. 

Amén.