¿Qué pasó con María, la hermana de Lázaro?

 

“Monseñor, en nuestra parroquia tenemos como patrona a Santa Marta, la hermana de Lázaro a quien Jesús resucitó. Sin embargo, no me consta que en ningún lugar se celebre a Santa María, la otra hermana de Lázaro. De María Jesús dijo que “había escogido la mejor parte y que nadie se la quitaría” (Lc 10, 42), pero no la encontramos en la lista de los santos… ¿Hay para ello, alguna razón? Muchas gracias”. 

Rafaela Soto Astorga - San José


Sí, hay una razón, estimada Rafaela, o mejor aún, “un culpable”.

Según consta, San Gregorio Magno (Siglo VI) quería proponer a las vírgenes consagradas de su tiempo, un modelo de santidad que reuniera en sí tres aspectos o dimensiones muy importantes de la misma santidad: El dolor profundo por los propios pecados, la cercanía y la amistad personal con Jesús y el entusiasmo para anunciarlo Vivo.

Para la sincera conversión encontró el ejemplo de la “pecadora” que buscó a Jesús en la casa de Simón, el leproso a quien Jesús había curado; y que ahí, a los pies de Jesús lloró sus pecados (cfr Lc 7, 36-50). Para la amistad personal con Cristo, el ejemplo lo daba la hermana de Lázaro, la que “se quedaba a los pies de Jesús” escuchándole con profunda atención y sincero cariño (cfr Lc 10, 38-42).

Quien había dado el ejemplo de verdadero entusiasmo por Jesús y de fidelidad a su persona, había sido María Magdalena, la que los evangelistas, siempre nombran como la primera de las mujeres que constituían el séquito femenino de Jesús y que fue la primera en anunciar su resurrección (cfr Jn 20, 17-18).

Gregorio Magno, reunió en una única mujer a las tres, identificándolas con María Magdalena… El resultado fue y sigue siendo sorprendente: por una parte, se confundió a María Magdalena con la pecadora sin nombre de quien nos habla San Lucas y por eso, en la iconografía se le presenta como convertida y penitente. Por otra parte, en la mente de no pocos se ha ido identificando a María de Betania, hermana de Lázaro y de Marta con la misma María de Magdala. Conclusión: No hay ninguna fiesta para María de Betania porque se le ha confundido con Santa María Magdalena, cuya fiesta celebramos el 22 de julio.

Junta Proteccion Anuncio
Junta Proteccion Anuncio