A segunda ronda el Domingo de Pascua

 

Danny Solano Gómez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El pueblo costarricense celebró una gran fiesta democrática el pasado domingo 4 de febrero. Jóvenes, adultos y personas mayores acudieron a las urnas electorales vestidos con los colores de su partido predilecto a ejercer su derecho al sufragio. 

Al final de la jornada los primeros resultados vislumbraron que Fabricio Alvarado del Partido Restauración Nacional (PRN) y Carlos Alvarado de Acción Ciudadana (PAC) disputarán en una segunda ronda la Presidencia de la República, el próximo domingo 1 de abril, Domingo de Pascua de Resurrección. 

La decisión de hacerlo este día es porque así está establecido constitucionalmente, según explicó el presidente del Tribunal Supremo de Elecciones, Luis Antonio Sobrado.

Un aspecto negativo de estas elecciones fue el abstencionismo que alcanzó casi el 34%, una de las cifras más altas que se han registrado, similar a la ocurrida en 2006 (34,8%) cuando fue electo Óscar Arias Sánchez. 

En la elección pasada las personas que no votaron fueron un 31,8% del electorado, en esta ocasión hubo una segunda ronda donde resultó ganador Luis Guillermo Solís. Cabe mencionar que en esa vuelta el abstencionismo subió a un 43%.

 

“No se metan con la familia”

El candidato que más votos recibió, Fabricio Alvarado, dijo en su discurso que la “gente que ha estado mucho tiempo en silencio y ese silencio se convirtió en el grito de unidad de todos los costarricenses (…) en ese silencio, en nuestro silencio, se estaba gestando poco a poco un grito intenso a favor de los valores”.

El aspirante de Restauración Nacional mencionó que: “Lo que hoy Costa Rica le ha dejado claro a los políticos costarricenses es: Nunca más se metan con la familia, nunca más se metan con la vida, nunca más con nuestros hijos”, agregó.

También manifestó que trabajará “como nunca ha trabajado ningún gobierno ha trabajado a  favor de los derechos de la mujer, de la igualdad”.

 

“Construyamos puentes”

Carlos Alvarado por su parte hizo un llamado a la unión, al respeto y al entendimiento. “Seamos instrumentos de construcción democrática, seamos positivos, seamos optimistas, tendamos la mano. Eso es lo que pide hoy Costa Rica. Construyamos puentes”, dijo.

El candidato del PAC expuso que se requerirá un gobierno de unidad nacional para todos los costarricenses, con un diálogo que respete las diferencias.

Después destacó lo que considera son aportes importantes por parte de la Administración de Luis Guillermo Solís.

 

Candidatos aceptaron derrota

El liberacionista Antonio Álvarez Desanti brindó su discurso en el que reconoció la derrota y expresó que él era “el responsable del resultado electoral”. Declaró que no previó que en tres semanas Fabricio Alvarado tuviera un crecimiento del 3% al 24%.

Juan Diego Castro, quien se presentó a las elecciones como candidato del Partido Integración Nacional, mostró su simpatía por el candidato de Restauración Nacional y aprovechó para criticar el actual gobierno de Acción Ciudadana. 

Por su parte, el socialcristiano Rodolfo Piza reconoció los resultados y consideró positivo para su partido el aumento de votos para presidente y el número de diputados en esta elección. Mencionó que serán “vigilantes de que no se desvíen de los principios que han sostenido a Costa Rica”.

Junta Proteccion Anuncio