Tico siembra esperanza en medio de la pobreza hondureña

  • Misión Santa Clara, en Tegucigalpa

Laura Ávila Chacón

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fray Jorge de Jesús Ramírez es un costarricense que pertenece a la congregación de los Misioneros Franciscanos Nazarethanos, y desde el 2012 desarrolla una intensa labor humanitaria y pastoral en uno de los poblados más pobres de Tegucigalpa, Honduras.

En respuesta a su carisma religioso, de estar entre los pobres y servirles, Fray Jorge junto a otros nueve frailes habitan en Santa Clara, pueblo que pertenece al territorio de la Cuasi Parroquia Santísima Trinidad de Comayaguela con una población que ronda los 5 mil habitantes.

Invitado por Fray Alexis Zúñiga a una experiencia misionera en la Semana Santa del 2012, fue que nació la Misión de Santa Clara, por medio de la cual los esfuerzos se dirigen a las 150 familias más pobres del lugar.

Actualmente, el equipo de la misión lleva adelante acciones en diversos campos, como la prevención de la violencia en niños y jóvenes, el fortalecimiento de la familia, la promoción de la mujer y el fortalecimiento de la fe católica, el acompañamiento escolar, los programas de prevención de la violencia de Cáritas Honduras, así como también impulsan las Obras Misionales Pontificias.

Según relata Fray Jorge, el porcentaje de católicos en el lugar ronda aproximadamente el 40% de la población, (conviven junto a unas 17 sectas y grupos seudoreligiosos) que está distribuida en 19 comunidades o colonias, las cuales batallan cada día con el flagelo de la violencia y la extrema pobreza.

Las familias de Santa Clara viven con menos de un dólor al día, lo que hace que en muchos casos el hambre sea un común denominador y los niños mueran por desnutrición. 

Ante esta realidad, los frailes impulsan un comedor infantil que atienden a más de 185 niños y a 56 adultos mayores. “Soñamos con la creación de un hogar diurno para ancianos, y queremos crear un Centro de Salud básico que pueda dar respuesta a las múltiples necesidades que hay”, explicó. 

“La educación es de muy mala calidad, las drogas y el crimen son los que imponen sus leyes en las comunidades, eso hace que la evangelización sea dificil en esas condiciones, pero no imposible por la gracia y misericordia del Señor, ya contamos con una pequeña capilla de madera que aún no está terminada”, agregó.

“Este lugar me hace sentirme útil y realizado en mi vocación cristiana y religiosa. Soy un costarricense más queriendo construir un mundo mejor fuera de nuestras fronteras”, dijo.

Fray Jorge cumplirá el proximo 11 de agosto dos años de haber profesado los votos solemnes por imposición de manos del cardenal Mons. Oscar Andrés Rodríguez. Al igual que sus hermanos hizo cuatro votos: pobreza, obediencia, castidad y opción preferencial por los más pobres entre los pobres.

Actualmente colabora con un programa de radio, por el cual da a conocer la misión y sus necesidades, así como en la Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis de Tegucigalpa.

En nuestro país participó en Radio Fides y en Radio María y fue empleado de Acueductos y Alcantarillados durante 14 años.

Junta Proteccion Anuncio