“¡No eran delincuentes, eran estudiantes!”

  • Apoyo en nuestro país a manifestaciones en Nicaragua contra el gobierno

Danny Solano Gómez

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Cientos de manifestantes en contra de la violencia y la represión que vive Nicaragua se hicieron presentes al frente de la embajada de esa nación el pasado martes 12 de junio. 

Gritaban consignas como: “No eran delincuentes, eran estudiantes”, en referencia a los universitarios que han muerto en las protestas, a manos de la policía y grupos a fines al gobierno, según se ha denunciado. Llevaron pancartas con mensajes exigiendo justicia y la salida del mandatario nicaragüense Daniel Ortega.

La marcha desde el pretil de la Universidad de Costa Rica fue convocada por profesores. A ella se le unieron estudiantes de universidades públicas y privadas, así como ciudadanos costarricenses y nicaragüenses.

Durante la actividad la cantautora Ceshia interpretó la canción “Nicaragua, Nicaragüita”, se cantó el Himno Nacional de esa nación, se guardó un minuto de silencio y se pronunciaron los nombres de los caídos en las manifestaciones. 

Ni un muerto más

Ana Centeno, de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, comentó que querían divulgar información sobre lo que está ocurriendo y aprovecharon la marcha para hacerse escuchar. 

Centeno añadió que hizo una solicitud a la Arquidiócesis de San José, para que se oficie una Santa Eucaristía en la Catedral Metropolitana en solidaridad con el hermano país y en apoyo a los Obispos nicaragüenses, “que han sido nuestros soldados con sotana”, según comentó.

Alberto Cortés, profesor de Ciencias Políticas de la UCR, expresó que “no quiere un muerto más” y que “el pueblo nicaragüense cuenta con el pueblo costarricense”. 

“Lo que queremos es que se vaya Daniel Ortega de Nicaragua para que no haya más derramamiento de sangre, que sepa que hay un Dios que todo lo puede y que tiene más poder que Él (…) Que no tome su Nombre en vano, si él se quiere adueñar de Nicaragua está equivocado”, Leo Hernández, una nicaragüense residente en Costa Rica. 

La joven estudiante y directora de liderazgo estudiantil de la ULACIT, Natalia Núñez, comentó que en ese centro educativo hay casos de compañeros que han pasado situaciones difíciles desde el inicio de las protestas, por lo que se acordó organizarse como comunidad universitaria para transmitir el apoyo de parte de los universitarios ticos y el pueblo costarricense en general. 

Apoyo del Sedac

El Secretariado Episcopal de América Central (Sedac) emitió un comunicado en el que las conferencias episcopales de América Central se solidarizan con sus hermanos obispos de Nicaragua “en este momento doloroso que están viviendo”. “Junto a ustedes compartimos el dolor y el sufrimiento del pueblo de Nicaragua”, escriben los pastores.

“Apoyamos su misión de mediadores en el conflicto, en la búsqueda de la paz y el bien común y una democracia participativa. Reconocemos su valentía y fortaleza en defensa del pueblo. No están solos, cuentan con las oraciones, la solidaridad y la compañía de sus hermanos en el episcopado de Centro América y de nuestras Iglesias Particulares. Pedimos a Dios, por intercesión del mártir Osca Romero, que bendiga a Nicaragua, cese la violencia, se respete la vida y se consoliden la verdad y la justicia que conducen a la paz”, concluye el comunicado.

El texto está firmado por Mons. José Luis Escobar (El Salvador), Mons. José Domingo Ulloa (Panamá), Mons. Ángel Garachana (Honduras), Mons. José Rafael Quirós (Costa Rica), Mons. Gonzalo de Villa (Guatemala) y el cardenal Gregorio Rosa, Secretario del Sedac.

Junta Proteccion Anuncio