All for Joomla All for Webmasters

Organizaciones civiles dicen No al aborto

  • Marcha por las 2 vidas reunió a miles de costarricenses

Danny Solano Gómez
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Más de 70 organizaciones civiles dijeron No al aborto en la Marcha por las 2 Vidas, que se celebró la mañana del sábado 4 de agosto, en un recorrido que inició en el Parque Central de San José y finalizó en la Plaza de la Democracia.

Participaron personas de todas las edades y ocupaciones. Médicos, educadores y psicólogos, entre otros profesionales, compartieron información y argumentos para oponerse al aborto. 

“Es difícil creer que alguien vea en la muerte un derecho y que como sociedad nuestros esfuerzos no sean encausados en ayuda real para la mujer que se encuentra con un embarazo en crisis”, expuso Ana López, de Democracia en Acción. 

Y agregó: “No es cierto que la libertad de hacer lo que uno quiera con su propio cuerpo queda sin consecuencias. Hay consecuencias muy duras de superar para la madre que ha abortado, y como sociedad no podemos dejarla sola, ni desamparar al no nacido”.

Uno de los organizadores, Juan de Dios Calderón, señaló que “en América Latina se siente una fuerte presión para legalizar el aborto bajo el lema ‘aborto libre, seguro y gratuito’ impulsado por organizaciones que lucran con el aborto”.

La organización destacó que la actividad se financió por cuenta propia, contrario a otros grupos que cuentan con representación en Casa Presidencial, de algún comisionado con cargo al presupuesto nacional, apoyo municipal, gubernamental o internacional. 

“Esto porque la defensa de la vida no representa negocio lucrativo como sí lo es la mega industria del aborto”, mencionaron en un comunicado de prensa.

“No quiero que otra pase por eso”

Una de las participantes de la marcha, Ileana Vindas, abortó cuando tenía 17 años y actualmente es activista provida, ella desea que a través de su testimonio más personas sean conscientes de las consecuencias negativas del aborto.  

Era una chica oriunda de San Carlos que desde pequeña estaba en una escuela de modelaje. A sus 17 años decidió mudarse a San José para terminar sus estudios y contactar con agencias de modelos.

Más detalles en Eco Católico.