Face
Insta
Youtube
Whats
Viernes, 21 Junio 2024
Suscribase aquí

Atención Integral en Salud Mental su importancia y eficacia

By Willy Chaves Cortés, OFS Orientador Familiar, UJPll / Máster en Comunicación Política, UCR. Marzo 04, 2024

El año pasado las y los Diputados, aprobaron la primera Ley de Salud Mental un gran avance en la construcción social de los determinantes de la salud mental, un gran impulso como país en este importante tema, que siempre ha sido estigmatizado, como activista en salud mental celebro la aprobación de esta importante legislación. 

¿Cuál es la diferencia entre la salud mental normal y los trastornos mentales? A veces, la respuesta es clara. Pero, a menudo, la distinción no es tan obvia. Por ejemplo, si tienes miedo de dar un discurso en público, ¿significa que tienes un trastorno de salud mental o un caso de nervios lógicos? ¿En qué punto la timidez se convierte en un caso de fobia social?

¿Qué es la salud mental?

La salud mental es el bienestar general de la manera en que piensas, regulas tus sentimientos y te comportas. A veces, las personas experimentan una importante perturbación en este funcionamiento mental. Puede haber un trastorno mental cuando los patrones o cambios en el pensamiento, los sentimientos o el comportamiento causan angustia o alteran la capacidad de funcionamiento de una persona. Un trastorno de salud mental puede afectar tu capacidad para lo siguiente:

  • Mantener relaciones personales o familiares.
  • Funcionar en entornos sociales.
  • Desempeñarte en el trabajo o en la escuela.
  • Aprender a un nivel acorde a tu edad e inteligencia.
  • Participar en otras actividades importantes.

Las normas culturales y las expectativas sociales también desempeñan un papel en la definición de los trastornos de salud mental. No existe una medida estándar en todas las culturas para determinar si un comportamiento es normal ni cuándo se vuelve perturbador. Lo que puede ser normal en una sociedad puede ser motivo de preocupación en otra.

¿Cómo se definen los trastornos de salud mental?

El Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM, Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) es una guía publicada por la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría) que explica los signos y síntomas de varios cientos de afecciones de salud mental, entre ellas, la ansiedad, la depresión, los trastornos alimenticios, el trastorno de estrés postraumático y la esquizofrenia.

El DSM proporciona criterios para hacer un diagnóstico basado en la naturaleza, la duración y el impacto de los signos y síntomas. También describe el curso típico del trastorno, los factores de riesgo y las afecciones coexistentes comunes.

Otra guía de diagnóstico que se usa comúnmente es la International Classification of Diseases (Clasificación Internacional de Enfermedades, ICD) de la Organización Mundial de la Salud.

Las compañías de seguros de salud utilizan el sistema de codificación de diagnóstico del DSM y la ICD para determinar la cobertura y los beneficios y para reembolsar a los profesionales de la salud mental.

¿Cómo hacen los profesionales de la salud mental para diagnosticar los trastornos?

Un psiquiatra, psicólogo, profesional en trabajo social u otro profesional de la salud mental puede hacer un diagnóstico de una afección de salud mental. Tu médico de atención primaria (EBAIS) también puede participar en una evaluación diagnóstica o remitirte a un especialista en salud mental.

El diagnóstico puede basarse en lo siguiente:

  • Antecedentes clínicos de enfermedad física o trastornos de salud mental en ti o en tu familia
  • Un examen físico completo para identificar o descartar una afección que pueda estar causando los síntomas
  • Preguntas sobre tus preocupaciones actuales o por qué estás buscando ayuda
  • Preguntas acerca de cómo los eventos o cambios recientes en tu vida (traumas, relaciones, trabajo, muerte de un amigo o pariente) han afectado la manera en que piensas, sientes o te comportas
  • Cuestionarios u otras pruebas formales que solicitan tu opinión sobre cómo piensas, sientes o te comportas en situaciones típicas
  • Preguntas sobre el consumo pasado y presente de alcohol y drogas
  • Un historial de trauma, abuso, crisis familiares u otros eventos importantes de la vida
  • Preguntas acerca de pensamientos pasados o actuales con respecto a la violencia contra ti mismo o contra otros
  • Cuestionarios o entrevistas completados por alguien que te conozca bien, como un padre o cónyuge

¿Cuándo se necesita una evaluación o tratamiento?

Cada afección de salud mental tiene sus propios signos y síntomas. Pero, en general, puede ser necesaria la ayuda profesional si tienes:

  • Cambios en la alimentación y en los horarios de sueño
  • Incapacidad para afrontar los problemas o las actividades de la vida diaria
  • Sensación de desconexión o retiro de las actividades normales
  • Pensamientos inusuales o "mágicos"
  • Ansiedad excesiva
  • Tristeza, depresión o apatía prolongadas
  • Pensamientos o declaraciones sobre suicidio o daño a otros
  • Abuso de sustancias
  • Cambios extremos de humor
  • Ira excesiva, hostilidad o comportamiento violento

Muchas personas que tienen trastornos de salud mental consideran que sus signos y síntomas son parte normal de la vida o evitan el tratamiento por vergüenza o miedo. Si te preocupa tu salud mental, no dudes en pedir consejo.

Consulta a tu médico de atención primaria o pide una cita con un psiquiatra, psicólogo u otro profesional de la salud mental.

Puede ser importante para ti encontrar un profesional que esté familiarizado con tu cultura o que demuestre una comprensión del contexto cultural y social que sea relevante para tus experiencias e historias de vida.

Con el apoyo apropiado, puedes identificar afecciones de salud mental y recibir tratamiento apropiado, como medicamentos o asesoría.

Salud mental. Es la forma en que nuestros pensamientos, sentimientos y conductas nos afectan la vida. 

La buena salud mental conduce a una imagen positiva de uno mismo y, a su vez, a relaciones satisfactorias con amigos y otras personas.

Tener una buena salud mental nos ayuda a tomar buenas decisiones y afrontar los desafíos de la vida en el hogar, el trabajo o la escuela.

No extraño que los adolescentes desarrollen problemas de salud mental.

Los cambios en los sentimientos como, por ejemplo, temor o enojo son una parte normal de la vida.

 De hecho, aprender sobre los cambios del estado de ánimo, qué los desencadena y cuándo suceden, es importante para conocerse y aprender sobre uno mismo.

Hay muchas situaciones como, por ejemplo, un divorcio en la familia o relaciones tensas con amigos, que pueden provocar estrés emocional.

Las situaciones difíciles pueden hacer que se sienta triste o desanimado durante un tiempo.

Eso es diferente a tener problemas de salud mental como la depresión. Por ejemplo, las personas jóvenes que tienen depresión suelen experimentar una sensación abrumadora de impotencia y desesperanza durante períodos prolongados. Esta depression puede conducir a sentimientos de suicidio. 

Determinadas experiencias, pensamientos y sentimientos indican la presencia de una diversidad de problemas de salud mental o la necesidad de recibir ayuda. Es importante reconocer las siguientes señales:

  • Encontrar poco o ningún placer en la vida.
  • Sentirse inútil o sumamente culpable.
  • Llorar mucho sin ningún motivo en particular.
  • Aislarse de otras personas.
  • Experimentar ansiedad grave, pánico o miedo.
  • Tener grandes cambios en el estado de ánimo.
  • Experimentar un cambio en los patrones de alimentación o sueño.
  • Tener muy poca energía.
  • Perder el interés en los pasatiempos y las actividades placenteras.
  • Tener demasiada energía, tener problemas para concentrarse o continuar con planes trazados.
  • Irritarse o enojarse con facilidad.
  • Experimentar un ritmo acelerado de pensamientos o agitación.
  • Escuchar voces o ver imágenes que otras personas no experimentan.
  • Creer que los demás se confabulan contra usted.
  • Querer hacerse daño o querer hacérselo a otra persona.
  • No es necesariamente fácil detectar estas señales o darse cuenta de lo qué significan. Los profesionales de la salud mental calificados están capacitados para hacer un diagnóstico preciso.
  • Como regla general: cuanto más tiempo duran las señales, más graves son; y cuanto más interfieren con la vida diaria, mayor es la posibilidad de que sea necesario un tratamiento profesional.

Métodos de ayuda: primer paso, recurra a las personas en las que confía

A veces las personas no obtienen la ayuda que necesitan porque no saben a quién recurrir. Cuando uno no se siente bien, puede resultar difícil seguir los pasos necesarios para ayudarse a mejorar.

Cuando se trata con problemas emocionales o de salud mental, es importante no hacerlo solo. El proceso de recuperación combina la autoayuda y la complacencia de permitir que los demás lo ayuden. Reconfortar y recibir apoyo, la información, los consejos y el tratamiento profesional son todas formas de ayuda.

Piense en todas las personas a las que puede recurrir para obtener apoyo. Éstas son personas que se preocupan por usted y pueden ayudarle a sentirse cómodo, son personas que lo escucharán y alentarán, y que pueden coordinar un tratamiento para usted. En otras palabras, busque en su vida personas generosas que puedan ayudarlo.

Estas personas pueden ser:

  • Amigos
  • Padres y otros familiares
  • Alguien que sea como un padre o una madre para usted.
  • Otros adultos cuyos consejos usted valoraría, tal vez un maestro o entrenador favorito, un miembro de su iglesia u otro lugar de culto, o el padre de un buen amigo.
  •  

Investigaciones indican que los hombres son mucho más reacios a buscar y recibir ayuda que las mujeres. Si bien algunas personas pueden tener dificultad recurriendo a personas en las que confían, dar este primer paso es muy importante para obtener ayuda.

En Costa Rica dichosamente tenemos seguro social que nos permite obtener los servicios profesionales de la salud mental que se necesitan.

El seguro Social puede permite tanto en el primer nivel de atención como en un segundo nivel recibir estos servicios.

También muchas compañías de seguro privado proporcionan una lista de profesionales de la salud mental autorizados para ejercer en su área.

Métodos de ayuda: salud mental en equipo

Los profesionales de la salud que se especializan en ayudar a personas con problemas de salud mental y a sus familias son psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, consejeros, Orientadores Familiares y enfermeras en salud mental.

La psicoterapia, también conocida como terapia de conversación, es a menudo una parte importante del tratamiento de la salud mental a cargo de profesionales calificados.

En algunas situaciones, los médicos pueden recomendar el uso de medicación para una persona que tiene problemas de salud mental.

Los profesionales de la salud suelen trabajar juntos como miembros de un equipo de tratamiento. También se les puede solicitar a los familiares que apoyen a una persona en su tratamiento.

Los recursos de la comunidad pueden ayudar a brindar servicios y apoyo.

  • Las escuelas desempeñan un papel importante conectando a los estudiantes con profesionales de la salud mental. Por ejemplo, los psicólogos, Orientadores y enfermeras de la escuela ayudan a los estudiantes a obtener los servicios que necesitan en la escuela o en cualquier otro lugar de la comunidad.
  •  Los estudiantes universitarios pueden acceder a servicios de salud a través de los centros de consejería universitaria.
  • Las familias con recursos económicos limitados tienen con frecuencia acceso a servicios en la comunidad como por ejemplo Áreas de salud y sus EBAIS.
  • Los servicios de salud mental y las áreas de salud de la comunidad local pueden ayudar a orientar a las familias hacia los recursos de la comunidad. Los listados telefónicos de servicios de salud mental como los que ofrecen algunas ONGs y Universidades públicas y privadas.
  • En muchas comunidades, hay grupos de autoayuda y grupos de apoyo gratuitos para enfrentar problemas de salud mental específicos como el alcoholismo y la drogadicción. Al compartir información e ideas con otros, los participantes se dan cuenta de que no son los únicos que tienen ese problema.
  • La mayoría de las ciudades tiene como mínimo un EBAIS que puede, áreas de Salud y Servicios de emergencias en hospitales.
  •  
  • Métodos de ayuda: actúe

Cuanto más conocimiento tiene, más fácil es salir adelante

Las bibliotecas son una excelente fuente de información sobre la salud mental.

Las bibliotecas tienen con frecuencia secciones de crecimiento personal o psicología.

Para aquellos que tienen acceso al Internet, hay muchos sitios web relacionados con la salud y la salud mental. Algunos son de mejor calidad que otros.

Es importante saber si la información que aparece en un sitio proviene de fuentes fiables. Sea cauteloso cada vez que comparta o intercambie información en línea: existe la posibilidad de que no se mantenga en privado.

 

Nada es peor que nada

 

Las consecuencias de no obtener ayuda para los problemas de salud mental pueden ser graves. Los problemas no tratados suelen continuar y empeorar, y pueden generar nuevos problemas. Por ejemplo, una persona que tiene ataques de pánico puede comenzar a beber más alcohol de la cuenta, con la esperanza equivocada de que este la ayudará a aliviar su dolor emocional.

Una recomendación final: para ser un buen amigo, nunca mantenga en secreto una conversación sobre suicidio.

Los amigos suelen confiar entre sí sus problemas. Sin embargo, si un amigo menciona el suicidio, tómelo en serio y busque de inmediato ayuda de un adulto en quien confíe o de un profesional de la salud. Nunca mantenga una conversación sobre suicidio en secreto, incluso si un amigo se lo pide. Es mejor correr el riesgo de perder una amistad que arriesgarse a perder a un amigo para siempre.

Todo es cuestión de actitud

 Hay muchos motivos por los cuales las personas no buscan ayuda para resolver los problemas de salud mental. El temor, la pena y la vergüenza impiden con frecuencia que las personas y sus familias hagan algo.

A veces ser capaz de buscar ayuda, apoyo y tratamiento profesional que necesita, es una cuestión de cambiar su opinión acerca de la salud mental y de cambiar el modo en que reacciona ante los problemas de salud mental.

Presentamos algunos puntos importantes para recordar:

  • La salud mental es igual de importante que la salud física. De hecho, las dos están estrechamente relacionadas.
  • Los problemas de salud mental son reales y merecen ser tratados.
  • No es culpa de la persona si tiene problemas de salud mental. No se debe culpar a nadie.
  • Los problemas de salud mental no son signos de debilidad. No son algo de lo que usted pueda salir solo incluso si lo intenta.
  • No importa si es hombre o mujer, está bien pedir ayuda y obtenerla.
  • Hay esperanzas. Las personas mejoran y se recuperan con ayuda del tratamiento y son capaces de disfrutar de vidas más felices y sanas.

Un hombre demasiado ocupado para cuidar de su salud mental es como un mecánico demasiado ocupado para cuidar sus herramientas. Proverbio español.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad