Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Febrero 2024
Suscribase aquí

Tus dudas: ¿Por qué ya no hay Misas para los niños?

By Mons. Vittorino Girardi S. Agosto 12, 2022

“En la Iglesia hay “cosas” que cambian, como en toda sociedad. Sin embargo me pregunto: ¿es siempre útil o conveniente que cambie? Hace años también en mi parroquia, se daba importancia a las “misas con niños”, mientras que actualmente se tiene la impresión de que algunos sacerdotes ni saben que hay esa posibilidad… Monseñor, quisiera escuchar su punto de vista. Muchas Gracias.”

 

Una catequista de… hace años

 

Al origen de la “Misa de niños” se encuentra un texto de la constitución Sacrosanctum Concilium sobre la liturgia, del Concilio Vaticano II (1962-1965). En su número 38 se trata de la necesidad de “adaptar” la Liturgia a los diversos grupos. Se empezó entonces a estudiar con mayor atención de qué modo  se podía facilitar la participación de los niños en la Liturgia y particularmente en la celebración de la Misa.

El primer Sínodo de Obispos celebrado en Roma en 1967 volvió sobre el mismo tema proponiendo concretamente que no se debía “elaborar un rito totalmente especial”, sino más bien conservar, abreviar u omitir algunos elementos y seleccionar algunos textos más aptos para niños y enfatizar gestos y aclaraciones más inteligibles por ellos.

Ha sido sobre estas “indicaciones” que la Sagrada congregación para el Culto Divino, preparó y publicó, con la aprobación de San Pablo VI, el 22 de octubre de 1973, el Directorio para las Misa con Niños. En sus 14 amplias páginas (tengo el texto en mis manos y acabo de leerlo), después de una motivadora introducción, se insiste en una necesaria educación litúrgica de nuestros niños, entendiendo con estas palabras, a los preadolescentes de todo el arco de la infancia.

Se pasa a continuación a ofrecer indicaciones concretas para la celebración de la Santa Misa con adultos en la que participen también los niños. En ellas, si el número de los niños es notable,  se debería evidenciar una mayor atención a ellos, como por ejemplo, dirigir a ellos la homilía, que sean ellos quienes ejecuten unos cantos que lleven ellos las ofrendas al altar etc. etc.

El Capítulo del Directorio trata de las Santas Misas con niños en que participen solamente algunos adultos. En ellas, todo lo que se haga, debe de hacerse de tal modo que aumente y intensifique la participación activa y consiente de los niños.

Para ello, puede ayudar, por ejemplo, que sean los niños que preparen el lugar (el templo u otro lugar, si el templo es demasiado amplio y no facilita la “asamblea”) y cooperen a dejar en orden el altar y todo lo necesario para la celebración. Sean ellos los que integren el coro, los que proclamen las lecturas, reciten la plegaria universal, lleven los dones al altar, contesten en la homilía dialogada, participen en coro en las respuestas y en las aclamaciones etc. etc.

De su parte el sacerdote se esforzará en realizar una celebración festiva, fraternal (o paternal) y meditativa. A estas, se añaden otras indicaciones muy prácticas para que la celebración “llegue” realmente a nuestros niños.

Ahora bien, es verdad que no son muchos los sacerdotes que conocen este directorio y que las celebraciones en que la mayoría de los participantes son niños, han disminuido.

Hoy en día se insiste más en que sobre todo, en la Eucaristía, es Celebración de la entera Asamblea en que toda la Comunidad debería participar, estrechando y fortaleciendo los vínculos ya existentes. Esto no impide sin embargo, que según lo pidan las circunstancias, se recuperen las “Misas con Niños”, con sus características propias.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad