Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 02 Marzo 2024
Suscribase aquí

Diaconado Femenino

By Lic. Lisandra Chaves Noviembre 25, 2021

Un saludo a todos los lectores del Eco Católico y de mi columna. Esta vez quiero comentar sobre lo que Francisco de B. Vizmanos expone de las diaconisas de la Iglesia primitiva. Este autor tiene uno de los libros más completos sobre el surgimiento de las vocaciones femeninas en los albores de la Iglesia. No es solo un estudio histórico sino también una antología patrística.

Según Vizmanos, las diaconisas de la Iglesia primitiva no eran el equivalente a lo que es hoy un diácono. “Conocida es la institución de las diaconisas en el primitivo cristianismo. Mujeres abnegadas de Galilea habían ayudado al Salvador, sirviéndole durante los duros trabajos de sus misiones a través de Palestina. Era el primer engarce de la mujer en el joyer religioso de la organización cristiana. San Pablo había encontrado también en ciertas damas griegas como la piadosa Lidia…y celosa Priscila de Corinto auxiliares valiosos para los trabajos externos y las actividades de caridad que acompañaban la fundación de las Iglesias”.[1]

“En la Epístola a los Romanos, el Apóstol de las Gentes envía saludos para una larga lista de piadosas auxiliares del Evangelio a las que precede una calurosa recomendación para Febe, su hermana en el espíritu, diaconisa de la Iglesia de Cencrea, a fin de que la reciban con la solicitud digna de fieles cristianos y la ayuden en cualquier necesidad, ya que ella ha sido sostén para muchos, empezando por el mismo Pablo”.

Vizamnos comienza su exposición sobre la diaconisas con las menciones anteriores y luego nos dice que estos casos aislados dieron pie para establecer grupos permanentes de mujeres “generalmente viudas, avanzadas en edad y reconocidas por sus costumbres dignas y austeras, que ayudasen a los jerarcas de la Iglesia en determinados ritos donde la decencia lo exigía como en el bautismo de mujeres por inmersión, entonces ordinario, o en ciertas obras de misericordia donde la solicitud de un corazón femenino se hacía insustituible”.[2]

El autor destaca que esta institución pronto pasó a llamarse “Viudas” y extendiéndose por todas las Iglesias del I y II siglo hasta convertirse en un órgano eclesiástico importante. “El desarrollo continuó exuberante hasta llegar a datos ofrecidos por la catedral de Santa Sofía en Constantinopla donde bajo el imperio de Justiniano, junto a sus sesenta sacerdotes, cien diáconos, y noventa subdiáconos, se contaban sesenta diaconisas. En el siglo IV ocupaban estas últimas un lugar preferente después del clero y sus privilegios se enumeran juntamente con la jerarquía eclesiástica”, menciona Vizmanos.[3]

Hubo también un rito para consagrar a las diaconisas que solo el Obispo podía realizar. “Fueron las Esposas de Cristo en muchas regiones, quienes subieron casi exclusivamente las gradas al diaconado femenino” nos expone el autor refiriéndose ya al Orden de las Vírgenes Consagradas que surgió luego del establecimiento de las viudas. Incluso se refiere a la Discalia donde se establece “constitúyase como diaconisa una virgen casta o al menos una viuda de primeras nupcias fiel y honorable”.[4]

Podríamos alargarnos mucho en este tema, pero en resumen, las diaconisas de la Iglesia primitiva no equivalían a un diácono como lo conocemos hoy. Eran mujeres dedicadas a la caridad para con los pobres, la asistencia a los enfermos y guía para otras vírgenes y viudas. Cuidaban la puerta del templo destinada a las mujeres, pero principalmente ayudaban en el bautismo de neófitas adultas. Según Vizmanos, las diaconisas comenzaron a declinar en los siglos VI y VII. Nunca fueron parte del clero, esto es importante a la hora de pensar en revivir este ministerio para la mujer.

 

[1] Francisco de B. VIzmanos. Las vírgenes cristianas de la Iglesia primitiva, pág. 229

[2] Ibid. pág. 230

[3] Ibid. pág. 231

[4] Ibid. pág. 232

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad