Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Febrero 2024
Suscribase aquí

Y usted, ¿escucha a su Ángel de la Guarda?

By Octubre 02, 2023
Los Ángeles Custodios son considerados por la Iglesia como compañeros en el camino de la vida. Los Ángeles Custodios son considerados por la Iglesia como compañeros en el camino de la vida.

“Ángel de la guarda, mi dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día, ni en las horas de mi última agonía”. Así dice la popular oración. Precisamente, según la tradición católica, los ángeles custodios son considerados como protectores y guías de cada persona a lo largo de la vida terrenal.

El 2 de octubre, la Iglesia celebra el Día de los Ángeles Custodios, sobre ellos el Papa Francisco ha dicho que son una realidad y no una “doctrina algo fantasiosa”. Es “lo que Dios dijo: Voy enviarte un ángel por delante, para que te cuide, para que te acompañe en el camino, para que no te equivoques”.

Justamente, el Catecismo de la Iglesia Católica (Num, 328) habla de seres espirituales, no corporales, que habitualmente son denominados como ángeles en las Sagradas Escrituras, cuya existencia es considerada una verdad de fe.

En general, los ángeles son servidores y mensajes de Dios (329, CIC). En la liturgia, la Iglesia de une a los ángeles para adorar a Dios y particularmente celebra la memoria de los arcángeles san Miguel, san Gabriel, san Rafael y los propios ángeles custodios.

El Catecismo también explica que “desde su comienzo” (Mt. 18, 10) hasta la muerte (Lc. 16, 22), la vida humana está rodeada de su custodia (Sal 34, 8; 91, 10-13) y de su intercesión (Jb 33, 23-24; Za 1,12; Tb. 12, 12)

También se recuerdan las palabras de San Basilio Magno: “Nadie podrá negar que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducir su vida” (Adversus Eunomium, 3, 1: PG 29, 656B).

Durante la memoria de los Ángeles Custodios en 2020, el Sumo Pontífice expresó que la vida es un camino en el que “debemos ser ayudados por “compañeros”, “protectores”, “brújulas humanas” que “nos custodian de los peligros” y de las insidias que podemos encontrar”.

 

¿Cómo debe ser la relación con los ángeles?

 

Es importante aclarar que los ángeles son criaturas de Dios y no deben ser adorados ni reverenciados de la misma manera que se adora a Dios. “Y cuando oí y vi, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostró estas cosas. Y me dijo: “No hagas eso. Yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos los profetas y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios” (Ap. 22, 8).

Francisco recuerda que todos “tenemos un ángel con nosotros, que nos protege, nos hace oír las cosas”. Y añadió: “Cuántas veces hemos escuchado: “Pero, esto... debería hacer así... esto no está bien... ¡ten cuidado!”.

Esa voz “es la de este compañero nuestro de viaje”. “(Podremos estar) seguros que él nos llevará al final de nuestra vida con sus consejos”. Por eso “necesitamos escuchar su voz, no rebelarnos”.

El Santo Padre incluso propone una serie de preguntas para que cada uno pueda hacer un examen de conciencia consigo mismo: “¿Cómo es mi relación con mi ángel custodio? ¿Lo escucho? ¿Le doy los buenos días en la mañana? ¿Le digo que me proteja durante el sueño? ¿Hablo con él? ¿le pido consejo? ¿Está a mi lado?”.

A estas preguntas -dijo- cada quien puede responder para comprobar “cómo es la relación con este ángel que el Señor ha enviado para protegerme y acompañarme en el camino, y que ve siempre el rostro del Padre que está en el cielo”.

 

Protectores y compañeros

 

El Padre Mario Montes, biblista, colaborador de la Sección de Animación Bíblica del Centro Nacional de Catequesis (Cenacat), habla sobre diferentes menciones respecto a los ángeles en las Sagradas Escrituras y, específicamente, entre estas habla sobre sus funciones como protectores y compañeros.

Tienen la función de proteger al justo (Sal 91,11-13), librándolo de los peligros (Jdt 13,20), defendiéndolo de los ataques de los demonios (Tob 8,3) y para presentar sus oraciones a Dios (Tob 12,12).

“Por eso -expone el Padre Mario-, en el Nuevo Testamento se habla de estos ángeles que protegen al justo (Heb 1,14), del ángel que presenta el alma a Dios (Ap 16,22), de los ángeles que separan a los elegidos y a los condenados en el día del juicio (Mt 13,49)”.

Asimismo, Jesús dice que los ángeles de los niños ven la cara de Dios (Mt 18,10) y en el libro de los Hechos de los Apóstoles, se habla del ángel de Pedro que le liberó de la cárcel y de la persecución decretada por Herodes Agripa (Hech 12,1-11).

“Como vemos, estos ángeles compañeros y protectores, han dado paso a nuestra creencia del ángel de la guarda o de los ángeles custodios”, concluyó el especialista en Sagrada Escritura.

Danny Solano Gómez

Periodista, licenciado en Producción de Medios, especializado en temas de fe católica, trabaja en el Eco Católico desde el año 2009.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad