Face
Insta
Youtube
Whats
Martes, 16 Agosto 2022
Suscribase aquí

La persecución de cristianos no cesa

By Vatican News Febrero 15, 2022

“Prácticamente todas las semanas nos llegan noticias sobre persecuciones y violencia religiosa. Sacerdotes, religiosos y laicos son asesinados, secuestrados o maltratados en el ejercicio de su labor”.

Así lo afirma Thomas Heine-Geldern, presidente ejecutivo de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN, por sus siglas en inglés) en el balance del año 2021, donde además de agradecer la colaboración recibida en su misión, manifiesta su profunda preocupación por el aumento de las víctimas de la persecución religiosa y la situación de la libertad religiosa en el mundo.

En una declaración, Heine-Geldern manifiesta su gratitud por todos aquellos benefactores, amigos y socios en todo el mundo que en este 2021 han permitido a esta fundación pontificia aliviar la situación de los cristianos perseguidos y que sufren necesidad, así como llamar la atención sobre las víctimas de la persecución religiosa.

 

Gratitud al Papa por su visita a Irak

 

Un especial agradecimiento, se dirige al Papa Francisco por su visita a Irak, en marzo, la primera de un Pontífice a ese país, que “reconfortó a la minoría cristiana de ese país y les llevó esperanza”, tras años de un “doloroso vía crucis que aún no ha terminado”.

“Con su visita, el Santo Padre llamó la atención de la opinión pública mundial sobre la situación de los cristianos en Irak y en todo Oriente Próximo”, explica el presidente del ACN, al tiempo que recuerda que en esa región los cristianos son “en muchas ocasiones son tratados como ciudadanos de segunda categoría” pero, además, sufren las consecuencias de la guerra y la degradación económica, especialmente en Irak, Siria o Líbano.

A pesar de que el “éxodo de los cristianos no cesa”, el trabajo de la ACN por abrir perspectivas a los cristianos del Cercano Oriente para que puedan llevar una vida digna en su propia tierra natal ha recibido una fuerte colaboración.

Ejemplo de ello, ha sido la consagración de la catedral “Nuestra Señora de Arabia” en Bahréin, a principios de diciembre, cuya construcción contó con el apoyo ACN. “Un rayo de esperanza -escribe Heine-Geldern- para la convivencia entre cristianos y musulmanes en el mundo árabe, que tuvo repercusiones en todo el mundo”.

 

Aumentan asesinatos y secuestros

 

Tras lamentar las continuas informaciones sobre la persecuciones y violencia religiosa, que se traducen secuestros, asesinatos y maltratos de sacerdotes, religiosos y laicos en el ejercicio de su labor, el presidente de ACN pone de relieve la situación en India o Nigeria, así como en la dramática circunstancia que se vive en los países africanos del Sahel o en Mozambique, “donde el terror se está extendiendo”.

“La violencia afecta a todos, pero especialmente a los cristianos. Desgraciadamente, la labor pastoral y social de la Iglesia se ve obstaculizada, en muchos lugares, a causa del terror y la violencia. No solo las iglesias y los conventos están cerrados, también clínicas, escuelas y muchas otras instalaciones gestionadas por la Iglesia, que resultan vitales para la población. Además, la Iglesia local se enfrenta a un nuevo reto, un desafío hercúleo: atender y cuidar a cientos de miles de refugiados y desplazados”, se lee en la declaración.

 

Una “persecución educada”

 

También en los países occidentales, según revela el presidente de ACN, se está registrando un aumento de los actos de violencia contra las instituciones religiosas, una “evolución que el Papa Francisco ha calificado de ‘persecución educada’, es decir, “se trata de expulsar las creencias de la vida pública con el pretexto de una supuesta “tolerancia”.

Prueba de ello, expone Heine-Geldern, es el reciente documento interno de la Comisión Europea sobre el lenguaje inclusivo, en el que se aconsejaba evitar los términos y nombres cristianos, invitando a sustituir la palabra “Navidad” por “fiestas”. Un documento que positivamente fue retirado ya que su aprobación habría, en ese caso, excluido a la comunidad religiosa más numerosa de la Unión Europea, pues casi dos tercios de los ciudadanos son cristianos.

 

 

Misioneros víctimas de la pandemia

 

Por último, el presidente de ACN recuerda a las víctimas de la pandemia del Covid-19. “Muchas religiosas, obispos, sacerdotes y catequistas -recalca- han fallecido a causa de la enfermedad en el ejercicio de su ministerio. Sacrificaron sus vidas para estar cerca de las personas que se les había confiado, a pesar del peligro que implicaba para su salud”.

“Este es un gran testimonio de entrega” concluye Heine-Geldern, al expresar su confianza en que con la ayuda de Dios podrán continuar su labor y enfrentar los desafíos del 2022.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad