Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Febrero 2024
Suscribase aquí

Editorial: Brechas digitales

By Redacción Junio 14, 2021

Hace unas semanas advertimos en otro editorial sobre la emergencia educativa que atraviesa nuestro país. Señalábamos la situación del curso lectivo con sus altibajos y cortes, las diferencias entre la educación pública y la privada, así como el rezago acumulado luego de extensas huelgas de educadores.

El anuncio hecho por el Ministerio de Educación Pública la semana pasada, de que pone en “pausa” el actual curso lectivo como una forma de contribuir a la reducción de la movilidad de las personas y al aumento de contagios de Covid-19 tiene un factor que agrava la emergencia. Se trata de las brechas digitales que han quedado expuestas en el debate de por qué no se continuó con las clases virtuales este tiempo para no dañar más el derecho a la educación de los niños y los jóvenes del país.

Dice el gobierno que es porque 425 mil estudiantes no tienen Internet en sus hogares y que 322 mil no tienen una computadora o una tableta para poder conectarse. La situación, según sus datos, se agrava conforme se aleja del centro del país, así por ejemplo, en la Región Chorotega más de la mitad de la población de los centros educativos públicos (52 mil estudiantes) no tiene acceso a Internet y unos 38 mil niños, niñas y jóvenes no cuentan con un dispositivo electrónico propio para hacer sus tareas.

Estas diferencias en el acceso a las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información profundizan las brechas sociales existentes pre pandemia en el país y son determinantes en la expulsión del sistema educativo de miles y miles de estudiantes cada año. Son, ellos y ellas, con todo el dolor, una nueva generación perdida.

Esto confirma que en el fondo lo que enfrentamos es una agudización crítica de factores que ya existían antes del Covid-19, y el resultado de posponer decisiones fundamentales por cálculo político o nula visión de futuro.

Ahora nadie duda de la gravedad del problema, ni de que hay que actuar de inmediato, pero la pregunta aquí es, ¿qué se hizo durante el último año de la pandemia y desde antes para evitar que esto sucediera?, ¿por qué hasta ahora si los mismos centros educativos conocían desde el primer día cuales de sus estudiantes tenían acceso a Internet y cuales no?, y tal vez lo más grave, ¿entonces el modelo combinado de educación presencial-virtual que ha venido impulsando el MEP ya los había excluido de hecho del sistema cuando correspondía que estos estudiantes se conectaran a sus clases de forma virtual?

El Ejecutivo se vale de la situación para presionar a los diputados que aprueben el proyecto de ley de Alfabetización Digital, lo que permitiría destinar recursos para dotar de Internet y equipo tecnológico a las familias de los estudiantes que no podrían tenerlos de otro modo.

Si bien es necesario un marco legal en este sentido, no se debe apelar únicamente a ello, pues puede ser tarde para muchos estudiantes. Hay trabajo que hacer ya en el ámbito local, uniendo esfuerzos con los gobiernos locales, las empresas y buscando apoyos internacionales. Más que un proyecto de ley, parece que lo que ha faltado es voluntad y esfuerzo. Las consecuencias están a la vista.

La decisión del MEP de poner el “pausa” el curso lectivo, con todas las secuelas y trastornos que eso traerá, coincidió con el anuncio de los sindicatos del sector educativo de un paro de labores precisamente en protesta por el modo en el que se ha gestionado la educación durante este tiempo de pandemia, y por situaciones tan poco comprensibles como que se obligara hasta hace unas semanas a los maestros a presentarse a las escuelas aunque las clases que tuvieran que dar ese día fueran virtuales.

¿Se trata de una medida estudiada y sopesada o de un “apaga incendios” para evitar las chispas que puedan encender una conflictividad social a gran escala?, ¿son realmente los estudiantes prioridad en este momento para el gobierno?, ¿cuál fue el proceso de consulta hecho antes de lanzarse a cortar así el proceso educativo? ¿alguien piensa en las dinámicas familiares y en quienes tendrán un mes sin ingresos, como son los transportistas de estudiantes?

Son más la preguntas que las respuestas en este momento, como con muchos otros manejos hechos en pandemia. En virtud de la crisis que sufrimos, apelamos una vez más a la transparencia, a la legalidad y a las decisiones basadas únicamente en el interés del pueblo.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Last modified on Martes, 15 Junio 2021 11:15

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad