Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Febrero 2024
Suscribase aquí

Los católicos y la vida política

By Redacción Febrero 21, 2022

Desde las primeras comunidades cristianas, se comprendió que los creyentes estamos llamados a cumplir en todo nuestros deberes como ciudadanos.

La máxima del Señor de dar al César lo que le corresponde, no solo aplica para temas tributarios, sino en todo aquello que la vida social demande como responsabilidad civil en orden al bien común.

La política, por tanto, no es un campo vedado para los laicos católicos. Por el contrario, entendida como una oportunidad para promover mejores condiciones de vida para todos, debe de ser, también, objeto de su participación y compromiso evangélico.

Desde esta perspectiva, los laicos católicos estamos llamados a involucrarnos en política, a examinar el rumbo del país, a reflexionar, estudiar y encontrar soluciones que resulten en desarrollo humano integral, fortalecimiento democrático y paz.

Quienes puedan hacerlo, estando capacitados para ello, movidos únicamente por un interés superior de servicio, han de proponer sus nombres para los puestos de elección popular, y quienes por diversas razones no lo hacen, deben tomar parte analizando y escogiendo a las personas que mejor representen sus ideales y escala de valores.

Por eso es tan lamentable que en un país como Costa Rica haya tantas personas que le den la espalda a la política, y en particular al proceso electoral que estamos viviendo.

Lo entendemos, muchos de los políticos a lo largo de los años no han dado testimonio, y por el contrario, con sus acciones y omisiones se han encargado de apagar el fervor político de los ciudadanos, e incluso de volverlos contra la democracia, lo cual es muy grave.

Aunque esto sea cierto y hasta comprensible, la indiferencia es como un dardo que siempre se devuelve, porque impide renovar liderazgos y caemos en un círculo vicioso de daño a la colectividad.

Por eso, los católicos, y todos los ciudadanos, debemos de interesarnos en la política, debemos de escuchar, estudiar y comparar las propuestas, y debemos de ir a las urnas a ejercer nuestro derecho al voto.

Votar no es un regalo ni una concesión, es un derecho que a lo largo de la historia ha costado sangre, y que muchas sociedades en este momento desearían tener, ¿que hay cosas por mejorar?, desde luego, pero el cambio comienza con el voto.

Hace algunos años ya, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó una iluminadora nota doctrinal sobre cuestiones relativas al compromiso y conducta de los católicos en la vida política. Los invitamos a buscarla en Internet y leerla.

Entre los aspectos más valiosos del documento está precisamente la valoración que la Iglesia hace de la democracia, la que, desde luego, debe de estar fundada sobre una recta concepción de la persona, “un principio sobre el que los católicos no pueden admitir componendas, pues de lo contrario se menoscabaría el testimonio de la fe cristiana en el mundo y la unidad y coherencia interior de los mismos fieles”.

En tal contexto, recuerda el documento, hay que añadir que la conciencia cristiana bien formada “no permite a nadie favorecer con el propio voto la realización de un programa político o la aprobación de una ley particular que contengan propuestas alternativas o contrarias a los contenidos fundamentales de la fe y la moral”.

Así, cuando la acción política tiene que ver con principios morales que no admiten derogaciones, excepciones o compromiso alguno, es cuando, según la iluminación de la Iglesia, el empeño de los católicos se hace más evidente y cargado de responsabilidad.

El llamado entonces es a asumir este compromiso, informarse y votar. Si queremos una mejor Costa Rica tenemos que involucrarnos y ser parte del cambio, comenzando por no ignorar el llamado a las urnas de este 6 de febrero, y tal como apuntan las encuestas, en una muy probable segunda ronda electoral.

Que Dios bendiga a Costa Rica y cada uno de sus habitantes.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad