Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Febrero 2024
Suscribase aquí

La habitación amplia

By Lic. Lisandra Chaves Julio 05, 2021

En la solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo, el Papa Francisco nos dijo que nosotros podemos hoy preparar la Pascua del Señor como sus discípulos, entendiendo cuales son esos lugares de nuestra vida en los que el Señor pide que lo recibamos.

Jesús celebró la cena de pascua en una habitación amplia en un piso superior. “Dios se hace pequeño como un pedazo de pan y justamente por eso es necesario un corazón grande para poder reconocerlo, adorarlo y acogerlo. La presencia de Dios es tan humilde, escondida, en ocasiones invisible, que para ser reconocida necesita de un corazón preparado, despierto y acogedor”, dijo el Papa.

Y nos recalcó que si nuestro corazón no tiene una habitación amplia se parece a un depósito donde conservamos con añoranza las cosas pasadas; si se parece a un desván donde hemos dejado desde hace tiempo nuestro entusiasmo y nuestros sueños; si se parece una sala angosta y oscura porque vivimos solo de nosotros mismos, de nuestros problemas y de nuestras amarguras entonces será imposible reconocer esta silenciosa y humilde presencia de Dios.

Francisco nos invitó a ensanchar el corazón y salir de nuestro yo que es una pequeña habitación para salir al gran espacio de la adoración. “No un círculo pequeño y cerrado, sino una comunidad con los brazos abiertos de par en par, acogedora con todos”.

Me pareció tan bella esta reflexión del Papa y como siempre tan directa, especialmente cuando dijo “La Iglesia de los perfectos y de los puros es una habitación en la que no hay lugar para nadie; la Iglesia de las puertas abiertas, que festeja en torno a Cristo es en cambio, una sala grande donde todos pueden entrar”.

Todo lo anterior nos lleva a preguntarnos cómo son las estancias de mi corazón. ¿Vivo encerrado en una pequeña sala angosta y oscura? o, por el contrario, ¿tengo una sala amplia donde todos pueden entrar y festejar la presencia del Señor?...

Si la sala de mi corazón es un depósito del pasado, un desván o una sala angosta oscura entonces es la Iglesia de los perfectos y puros donde no hay lugar mas que para el ego y para sí mismo. Si la sala de mi corazón es amplia entonces es la Iglesia que el Papa nos pide ser, una Iglesia de puertas abiertas donde todos pueden entrar y festejar.

Entre más sinceros seamos al responder esta pregunta, más rápido podremos entrar en la presencia de este Dios humilde y silencioso que requiere de un corazón grande para poder reconocerlo, adorarlo y acogerlo. Y la siguiente pregunta para nosotros es ¿cómo puedo tener un corazón preparado, despierto y acogedor como dice Francisco?

Debemos pedir luz al Espíritu Santo para que nos deje ver la radiografía de nuestro corazón con ojos nuevos y allí darnos cuenta si las habitaciones están oscuras y encogidas, si está lleno de basura del pasado que deba limpiarse, si el espacio se ha reducido tanto que no hay espacio para nadie más que yo. El Espíritu Santo es el santificador, El puede hacer de nuestro corazón encogido una hermosa y amplia habitación donde todos puedan entrar.

Necesitamos ser dóciles a la acción del Espíritu Santo para que prepare nuestro corazón, para que esté listo para recibir y acoger al Señor. No olvidemos que la Madre de Dios, la Virgen María también nos ayuda a preparar el corazón para su Hijo, ella es experta en este tipo de decoración de interiores, no dudemos en invocar su ayuda y pedirle que nos haga ver todo aquello donde estamos siendo egoístas, cerrados, oscuros y nos transforme en una Iglesia de luz y de puertas abiertas para todos, donde reine la alegría y la acogida no solo para Jesús sino también para los demás.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, ingrese en este enlace.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad