Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 24 Abril 2024
Suscribase aquí

Bebés Arcoíris

By Licda. Priscilla Díaz García, Instituto Femenino de Salud Integral, IFEMSI Junio 14, 2021

“A pesar de tener mucho amor que dar, ambos tienen un gran temor de enfrentar este embarazo.” Esta es la consigna para muchos padres que reciben un positivo después de alguna pérdida.

Ana y Pedro se encontraban viviendo su tercer embarazo, sin embargo, no habían podido llegar a casa con un bebé en brazos, debido a dos pérdidas en el primer trimestre de la gestación. Se presentaron en nuestras instalaciones muy asustados sin saber como enfrentar esta situación.

Estaban en su sexta semana, los médicos les habían dicho que todo marcha bien, sin embargo, Ana tenía pensamientos recurrentes de que iba a perder de nuevo al bebé y que por lo tanto era mejor abortar. Desde una visión externa muchas personas podrían pensar que Ana ha perdido la cabeza, la realidad era que ella no desea hacerle daño a su bebé, ella solo no quisiera sufrir más. Una mamá en esta situación necesita ser comprendida y no juzgada.

Muchas veces las mujeres que nos visitan nos comentan que no pueden hablar de estos sentimientos con nadie, por temor a ser señaladas como malas personas. Por lo anterior es que se vuelve de gran importancia nuestro papel como sociedad, al no juzgar a estas madres que afrontan un nuevo embarazo.

Hermosamente los hijos nacidos después de una pérdida son llamados bebés arcoíris y es sin duda una manera acertada de nombrarles. Cuando nos imaginamos que después de la lluvia inclusive una tormenta puede salir el sol radiante y crear un hermoso arco de colores, se nos puede dibujar una sonrisa a la mayoría de las personas. Sin embargo, la madre que se encuentra ante un nuevo embarazo después de alguna pérdida en muchas ocasiones aún sigue lloviendo en su cabeza. Y quizá quienes le rodean no entiende por qué, aparentemente no está alegre por el bebé, por qué no le habla, no se acaricia el vientre entre otras acciones mitificadas como amor maternal.

Un punto crucial es cuando se cursa la semana o las semanas en que se vivieron pérdidas anteriores, hay quienes creen que por superada esta etapa, mágicamente los temores desaparecerán. Lo que sucede es que después de una pérdida gestacional la inocencia de que todo embarazo termina con un bebé en brazos ha desaparecido, y ahora se sabe que el final puede no ser el esperado. Por lo que los temores inician con la noticia del positivo y continúan conforme avanza el embarazo e inclusive hasta el parto y más.

Pedro nos decía que no sabía qué hacer, se encontraba muy confundido y nos repetía: -Solo no quiero que ella sufra. Si bien hemos hablado de las madres, no podemos excluir a los hombres que también viven su proceso, ellos llevan una carga doble, pues no solo han perdido un hijo, sino que han visto a sus parejas fracturarse ante sus ojos, sintiendo que no pueden hacer nada para cambiarlo.

En este punto recordaré la frase de la Psicóloga Pilar Gómez Ulloa experta en duelo perinatal, ella nos decía: “ante la pregunta de ¿cuándo buscar ayuda después de la pérdida de un hijo?, yo respondo -Siempre” y es así como transitaremos un nuevo embarazo abrazando los sentimientos que esta situación provoca, con temores y sin juicios, pero en búsqueda de poder disfrutar el regalo que hoy tenemos al frente, nuestro hijo, nuestro bello arcoíris.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Last modified on Lunes, 14 Junio 2021 12:11

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad