Face
Insta
Youtube
Whats
Sábado, 02 Marzo 2024
Suscribase aquí

Para fijar los modelos de comunicación en la Iglesia es preciso conocer los diversos contextos históricos, sociales y culturales, la relación entre estructura y organización, el consenso y la aceptación de determinados principios en el seno de las comunidades, como también los errores y conflictos que generan discordia y desconfianza.

Jerusalén, y el ambiente judío en general, no ofrece seguridad para las pequeñas comunidades cristianas, al mismo tiempo, sabiendo que su naturaleza y vocación es ser misionera- que existe para comunicar- la Iglesia se abrirá caminos reconociendo, en todos los seres humanos y en todos los pueblos, a los destinatarios de un mensaje que conduce a la fe en Cristo.

Hay características particulares con relación a las comunidades, empezando por una experiencia de fe que no se proyecta en unidad, porque la Iglesia es un organismo rico y vital que por la acción del Espíritu Santo busca la comunión asumiendo las diferencias. Él Señor resucitado sigue presente y se comunica mediante los sacramentos, la Palabra, los carismas, los ministerios ejercidos y, por supuesto, por el testimonio de vida, aunque, como recuerda De Lubac: “donde quiera que se reúnan los hombres, es un hecho fatal que, al tiempo que se prestan mutua ayuda, también se molestan los unos a los otros”.[1]

La Santa Sede premió con la Gran Cruz de San Gregorio Magno a los médicos Mariano Figueres Forges y Rafael Calderón Muñoz el domingo 31de diciembre de 1933. Esa fecha se desprende del Correo Nacional, 7 de enero de 1934. La ceremonia tuvo lugar en el Seminario, situado por entonces frente al costado este de la Catedral Metropolitana. El Seminario ofrecía educación secundaria para los aspirantes al presbiterado y asimismo para quienes deseaban adquirir buena formación académica.

Una foto con historia

Septiembre 22, 2023

La fotografía que acompaña este artículo fue publicada en “El Heraldo Seráfico”, revista mensual de los padres capuchinos de Cartago. Fue tomada el 4 de octubre de 1923, día en que se celebraba la fiesta en honor de san Francisco de Asís.

Como parte de la fiesta se tuvo en la mañana la Misa celebrada por el arzobispo de San José, Mons. Rafael Otón Castro Jiménez y se bendijo la nueva imagen de la “Glorificación de San Francisco”. Luego se sirvió el almuerzo para las autoridades civiles y eclesiásticas presentes y posteriormente se realizó la ceremonia de premiación del concurso literario que hicieron los frailes para esa fecha.

El viernes 2 de agosto del año 1946 celebró la provincia de Cartago la clausura de su Congreso Eucarístico Provincial por el Centenario de la fundación de la Diócesis de Costa Rica.

“No vamos a hacer una crónica de la espléndida manifestación de fe en Cartago. La prensa lo ha hecho magníficamente, quien calcula la concurrencia en cien mil personas y califica esta jornada como la más brillante ceremonia litúrgica de la historia religiosa del país”.

La Soledad es una de las iglesias íconos de la ciudad capital. Es una joya arquitectónica de riqueza histórica única que posee la Arquidiócesis de San José. Es por esta razón que se elaboró una publicación que rescata su historia y curiosidades. La parroquia fue erigida en 1909 por el entonces obispo de la Diócesis de San José, Monseñor Juan Gaspar Stork.

Página 1 de 3

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad