Face
Insta
Youtube
Whats
Domingo, 03 Marzo 2024
Suscribase aquí

Sagradas Escrituras: Apolo

By Pbro. Mario Montes M. Septiembre 09, 2022

 Un judío llamado Apolo, originario de Alejandría, había llegado a Éfeso. Era un hombre elocuente y versado en las Escrituras. Había sido iniciado en el Camino del Señor y, lleno de fervor, exponía y enseñaba con precisión lo que se refiere a Jesús, aunque no conocía otro bautismo más que el de Juan.

Comenzó a hablar con decisión en la sinagoga. Después de oírlo, Priscila y Aquila lo llevaron con ellos y le explicaron más exactamente el Camino de Dios. Como él pensaba ir a Acaya, los hermanos lo alentaron, y escribieron a los discípulos para que lo recibieran de la mejor manera posible. Desde que llegó a Corinto fue de gran ayuda, por la gracia de Dios, para aquellos que habían abrazado la fe, porque refutaba vigorosamente a los judíos en público, demostrando por medio de las Escrituras que Jesús es el Mesías (Hech 18,24-28).

 

Un  judío llamado Apolo

 

¿Quién era este hombre, al que hoy presentamos? Lo que nos dice San Lucas es lo siguiente: 

  • Que había llegado a Éfeso y que era originario de Alejandría.
  • Que, además de ser cristiano, era un hombre elocuente, instruido y muy versado en la Sagrada Escritura (Antiguo Testamento). Es decir, capaz de interpretar el verdadero sentido espiritual de la Escritura.
  • Que había sido instruido en el camino del Señor. El término “camino” se utilizaba para identificar a los seguidores de Jesús (Hech 9,2; 19,9; 24,14, ver también Jn 14,9).
  • Que hablaba con gran entusiasmo y enseñaba con exactitud lo referente a Jesús, aunque solo conocía el bautismo de Juan. Es probable que haya sido miembro del círculo de los discípulos de Juan el Bautista y que había recibido su bautismo (ver también Hech 19,1-7).
  • Que el matrimonio de Priscila y Áquila, después de oírlo, lo tomaron por aparte y le expusieron con mayor precisión el Camino de Dios. Priscila y Áquila era un matrimonio cristiano; ambos aparecen en Hech 18,1-4, vivían en Corinto y allí Pablo los conoció. Fueron una pareja muy relevante en los comienzos de la Iglesia primitiva, aparte que Priscila (o Prisca) fue una de las colaboradoras más importantes de Pablo en su ministerio (1 Cor 16,19; Rom 16,3-4; 2 Tim 4,19). De ellos ya habíamos hablado el domingo 17 de julio aquí en el Eco Católico.
  • Que es recomendado ante los demás discípulos para ser acogido en Acaya y que su llegada fue muy provechosa a los creyentes, pues tenía un dominio muy grande de las Escrituras, de las cuales se servía para demostrar que Jesús es el Hijo de Dios. Estando en Corinto, Apolo no predicará más en la sinagoga, como lo hacía hasta entonces, sino en público (quizá en el foro u otro lugar público).

 

Notemos en el presente texto, que la catequesis y posterior formación de Apolo en el camino de Dios, estuvo a cargo del matrimonio mencionado, ¡de Priscila (en primer lugar) y de su marido! Dato que indica el papel relevante de la mujer en la Iglesia de aquellos años. De esta forma, Apolo llegó a ser un apóstol completo de Cristo, poniendo al servicio del Evangelio y de la comunidad cristiana, su amplia cultura, su talento y conocimientos. Todo un modelo de evangelizador bien formado.

Como vemos, Apolo fue instruido por el matrimonio de Priscila y Áquila, quienes sintieron que algo le faltaba, viendo la necesidad de formarlo para la tarea que emprendería posteriormente, en la Iglesia de sus comienzos. Esto en la Iglesia siempre ha sido necesario e imprescindible, pues el mismo Jesús sacaba el tiempo requerido y dedicaba buenos ratos, para formar a los Doce y a los discípulos, ya que una de sus preocupaciones y prioridades como Maestro, era enseñar y formar en las tareas apostólicas, a quienes serían los primeros evangelizadores y sembradores de su Palabra. El ejemplo lo dio el mismo Señor (Mt 11,1; 13,11-23; 18,1-35; Mc 6,30-34; Hech 1,3), incluso después de haber resucitado de entre los muertos.

 

La necesaria formación laical

 

Si aplicamos el presente texto de Apolo formado por Áquila y Priscila a la realidad actual, notamos que la formación laical de los bautizados en la Iglesia es necesaria e imprescindible. En efecto, hoy constatamos una mayor colaboración de los laicos en las actividades y tareas eclesiales, es decir, ellos participan activamente del trabajo de parroquial en sus diferentes formas de acción pastoral: liturgia, ministerio de música, ministros de la Palabra y de la Eucaristía, catequistas, grupos apostólicos, proyección social asistencial, grupos de oración, entre otros. Sin duda, existe una gran actividad eclesial por parte de los fieles, pero en algunas oportunidades se reduce al hecho de ayudar en diversos aspectos de la vida parroquial.

Dicha vinculación ha motivado en algunos laicos el deseo de formarse cristianamente, buscando adquirir bases sólidas que sustenten su fe y así dar un mejor testimonio de Cristo. En este sentido, algunos párrocos han promovido en sus comunidades, diversos cursos, seminarios y catequesis que permiten a los bautizados tener un mayor conocimiento bíblico, teológico o doctrinal. Muchas veces esta formación aporta a un desarrollo intra-eclesial, es decir, se preparan para ser buenos cristianos y servir a la Iglesia en los requerimientos cotidianos.

Es por eso que toda parroquia o comunidad cristiana ha de preocuparse por facilitar la formación de sus agentes en todos los ámbitos mencionados de su servicio. No podemos darnos el lujo de tener personas trabajando solamente “desde su buena voluntad” sin la debida formación. Hay que aprovechar todas las plataformas que ofrece la Iglesia, las escuelas de formación parroquiales, los institutos y universidades que ofrecen a nuestros cristianos la necesaria preparación.

En Costa Rica, el Centro Nacional de Catequesis ofrece este servicio a los laicos, desde el llamado Instituto Costarricense de Teología Pastoral (Incotep). ¡Aprovechemos estos recursos! Podemos entrar a la siguiente página de Internet: https://www.cenacat.org/incotep.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad