Face
Insta
Youtube
Whats
Martes, 28 Junio 2022
Suscribase aquí

Hablemos del Estado

By Pbro. Juan Luis Mendoza Mayo 02, 2022

¿Qué es el Estado? Con un poco de atención a la población de un territorio advertimos que se dan muchas interferencias de intereses entre los individuos y sus asociaciones. Pues bien, para lograr el debido equilibrio dentro de las mejores condiciones de existencia y el desenvolvimiento de todos y cada uno de los habitantes, es menester una autoridad que esté dotada de los poderes correspondientes. Es el Estado, que se define también como el cuerpo político de una nación.

Esto expuesto, hay que aclarar inmediatamente que como otra cualquier sociedad no se identifica con una persona, sino una relación entre personas; es decir, una estructura de orden, una sociedad que procura a sus miembros de manera general las condiciones para desplegar plenamente su personalidad o sociedad perfecta en cuanto puede cumplir esta función que le es propia independientemente de otra sociedad. Para ello la población que vive en el Estado le ha traspasado el aseguramiento jurídico de las mejores condiciones para su convivencia. De donde se deduce que el Estado sólo tiene que cumplir en la sociedad una función determinada, la función política, o sea, esa seguridad política, de polis, griego, la ciudad-estado.

Por lo mismo, el Estado no se identifica con la sociedad, que puede ser de magnitud diferente, y, en consecuencia, debe su origen al hecho de que, dentro de la población que vive en un territorio, surgen por naturaleza diversas relaciones que necesitan de regulación jurídica y de que para alcanzar este fin debe crearse una actividad dotada de los correspondientes derechos. En este sentido, el Estado tiene su razón de ser en la naturaleza social del ser humano y en el mismo Creador y no sólo en el puro arbitrio de sus creaturas que fundan un Estado, teoría del contrato social de Rousseau. De ahí que el Estado, puede afirmarse, es una entidad necesaria de origen natural, lo que, a la luz de la Revelación divina, justifica el poder del Estado y el Estado mismo.

Ahora, la conformación de cada Estado, qué territorio comprenda, quién haya de ser el representante del poder estatal y qué facultades haya de tener, no consta ya por naturaleza; sobre ello tiene que decidir la voluntad del pueblo que se vale principalmente de las elecciones, la Constitución y las leyes. Y, en definitiva, los habitantes de un territorio establecen un Estado para asegurar jurídicamente y fomentar la convivencia. Así, pues, el fin del Estado es aquel ámbito del bien común que se llama orden público, la creación de las mejores condiciones para que los seres humanos unidos en sociedad pueden cumplir su tarea esencial, que es la configuración responsable de su propia vida.

Prosigo con el tema, Dios mediante, otro día.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad