Face
Insta
Youtube
Whats
Viernes, 21 Junio 2024
Suscribase aquí

“La recompensa de una buena acción está en haberla hecho”.

By Willy Chaves Cortés, OFS Orientador Familiar, UJPll / Máster en Comunicación Política, UCR. Mayo 13, 2024

Una buena persona es aquella que siempre desea lo mejor para los demás y actúa en consecuencia. Cuando una persona reconoce a otra como un par y la respeta, puede actuar de manera compasiva, bondadosa y humilde (ya que no se considera superior a otro ser).

Una buena persona se destaca por su capacidad de empatía, que consiste en percibir y comprender los sentimientos, pensamientos y emociones de los demás.

Se considera que alguien es una buena persona por sus actos demostrados en acciones. Todo ser humano nace siendo buena persona. A medida que crece e incorpora una cultura particular, adopta determinados valores y aprendizajes que lo condicionan. 

La bondad es algo natural en los seres humanos, es una cualidad que se debe trabajar y cultivar durante toda la vida.

Cuando era niño vi a mi madre, que  sin ser enfermera salía 24/7 a inyectar calmantes a los vecinos que estaban en fase terminal, mami nunca aceptó pago por dedicarse a esa labor voluntaria y humanitaria, no le importaba la hora en que los familiares de la persona enferma tocaban la puerta de mi casa para pedirle ayuda para calmar el terrible dolor de la persona enferma, recuerdo los años 80, cuando en la vecina Nicaragua azotaba la guerra y familias enteras cruzaban la frontera con nuestro país, en busca de libertad y paz.

Mi madre cuando veía a esas familias en la parada de buses de mi pueblo me enviaba a llamarles, para que llegaran a mi casa a comer y muchas veces hasta dormían en nuestra casa, se iban alimentados y hasta con nuestras ropas, ya que mi madre se las regalaba para que no pasaran frío. Lo hacía con absoluta caridad, muchas personas la recuerdan por eso.

De niño siempre decía, que de adulto yo tenia que ser bueno y solidario como era mi madre, quien por cierto me adoptó cuando yo solo tenía cinco días de nacido. Crecí haciéndole mandados a las personas Adultas Mayores de mi barrio, en especial les retiraba los medicamentos, para mí hacerlo era predicar de esos valores de mi madre, me sentí bien de actuar, sin esperar recompensa alguna.

En mi vida he recibido sin esperarlo la solidaridad y el cariño de muchas personas, que de verdad me quieren y se preocupan por mi bienestar, mi abuela materna en su sencillez nos decía que lo bueno y lo malo regresa al destinatario.

Cuando parta de este mundo, quiero ser recordado como una persona que siempre luchó por ayudar a los demás, siendo imperfecto, he querido practicar en mi vida, lo que de niño vi hacer a mi madre.

En mi vida laboral, ya que actualmente estoy pensionado, me gustaba llevar suficiente comida para compartir con mis compañeros y compañeras, practicar el compartir, nunca me causó dificultad, reitero era algo que aprendí de mi madre.

A lo largo de la historia existieron varias personalidades que se destacaron por dedicar su vida al trabajo contra la injusticia civil y social, y por ayudar a quienes más lo necesitaban. Por ejemplo: la Madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi y Martin Luther King. San Francisco de Asís, San José Moscati etc , entre muchos ejemplos más.

Características de una buena persona

El sentido del humor puede proporcionar alegría a personas que la necesitan.

Una buena persona se caracteriza por desarrollar numerosas cualidades, conductas y capacidades, entre las principales se destacan:

  • Es la capacidad de tener comportamientos benévolos, generosos y amables para los demás. Una persona puede ser bondadosa desde la palabra, los gestos y las acciones.
  • Empatía.Es la capacidad de comprender la manera de pensar y de sentir de los demás. Ocurre cuando un individuo logra sentir lo que representa estar en el lugar de la otra persona, tanto en un momento de felicidad como de angustia.
  • Conciencia.Es el conocimiento en torno a la responsabilidad que tiene un individuo ante una determinada cosa, ser o situación. Esto le permite al individuo darse cuenta del impacto que generan sus palabras o acciones, en los demás y en el entorno que los rodea.
  • Es la virtud de manifestar y actuar acorde a lo que se siente y piensa con total franqueza, sin fingir ni disimular. A veces, una persona puede ser sincera e hiriente a la vez, al manifestarse de manera grosera o hiriente. Una buena persona es sincera y empática, por lo que será franca pero sin ofender al otro.
  • Es la virtud de inspirar seguridad en los demás, por los valores, las palabras y una actitud de lealtad ante quien confiesa algo privado o íntimo.
  • Es la capacidad de reconocer las virtudes propias y aceptar las limitaciones o defectos, y actuar acorde a ellos de manera transparente o genuina. Una persona humilde es modesta y sencilla, que no tiene complejos de superioridad.
  • Es la capacidad de agradecer. Sucede cuando una persona es capaz de reconocer el valor de una acción que hizo otra persona o, por ejemplo, la magnitud y admiración hacia la naturaleza. La gratitud es la capacidad de agradecer y demostrar ese agradecimiento. la persona es capaz de demostrar su agradecimiento.

Referentes por ser buenas personas

Con el eslogan “yo soy Malala” el mundo entero exigió el derecho a la educación de las niñas.

Entre las principales personas que marcaron la historia por ser consideradas buenas personas, se destacan:

  • Nelson Mandela (1918 – 2013).Fue un abogado, político, filántropo y activista sudafricano que se pronunció y actuó en contra del apartheid (un sistema de segregación Sudáfrica). Se convirtió en el primer mandatario de tez negra que encabezó el Poder Ejecutivo y el primero en ser elegido a través de elecciones. Debido a sus manifestaciones y reclamos, fue privado de su libertad por la oposición, y se convirtió en un ícono de la injusticia y de la opresión que se vivía en Sudáfrica. Fue liberado en 1990 por intervención del presidente Frederik de Klerk quien, finalmente, negoció y puso fin al sistema del apartheid. En 1993, Mandela recibió el premio Nobel de la Paz, que decidió compartir con Klerk.
  • Luther King (1929 - 1968). Fue un pastor, líder y activista pacifista estadounidense que luchó por los derechos civiles, como el derecho a votar, a la no discriminación por el color de piel o a la igualdad de oportunidades. Por ejemplo, consiguió el derecho de acceder y de sentarse en el transporte público, para personas de tez negra. En 1964 obtuvo el premio Nobel de la Paz por dedicar su vida a la integración racial en Estados Unidos. En 1968 fue asesinado de un disparo mientras estaba en el balcón de una habitación del hotel donde se alojaba. Su lucha sigue siendo un ejemplo en la actualidad.
  • Mahatma Gandhi (1869 – 1948).Fue un dirigente político, abogado y pacifista indio que perseveró en la lucha no violenta contra el imperio británico. Logró la independencia de la India luego de varios siglos de estar bajo el dominio británico y se convirtió en símbolo de la libertad a nivel mundial. Practicaba la vida espiritual a través de la meditación, tenía hábitos muy simples y humildes. Los indios lo veneraban como a un santo, por lo que lo llamaron Mahatma que en sánscrito significa “alma grande”.
  • La Madre Teresa de Calcuta (1910 – 1997). Fue una monja católica albanesa, naturalizada en India, que se hizo reconocida en todo el mundo por dedicar su vida a ayudar a los más pobres. Descubrió su vocación desde muy joven y ayudó a los más pobres, a quienes ofreció un hogar donde pudieran reponerse o morir en paz y con dignidad en los casos más críticos. En 1979 recibió el premio Nobel de la Paz por su labor humanitaria, desinteresada, amorosa y compasiva, además de numerosos reconocimientos a nivel mundial.
  • Malala Yousafzai (1997).Es una activista, bloguera y estudiante universitaria pakistaní que, con solo 16 años, se convirtió en la persona más joven en recibir el premio Nobel de la Paz, por sus esfuerzos por la lucha de los derechos civiles. A los 13 años y bajo un seudónimo, Malala escribió en un blog de la cadena BBC para dar a conocer al mundo cómo era su vida bajo el régimen terrorista Talibán, que prohibía el acceso a la educación para las niñas.
  • En 2012 ese grupo terrorista trató de matarla de dos disparos, pero Malala sobrevivió. El atentado provocó una condena a nivel mundial y Malala recibió ayuda de diferentes personalidades, gobiernos y entidades. Bajo el eslogan “yo soy Malala”, el mundo entero exigió que todos los niños y niñas tuvieran derecho a la educación.
  • A nivel de nuestro país, no puedo dejar de mencionar las practicas cristianas de solidaridad de las personas integrantes del Sodalicio de Vida Cristiana, El Padre. Marvin Danilo Benavides, que un día sí y otro también, araña el mundo por ayudar a las personas en situación de pobreza extrema, lo mismo hacen las Damas Vicentinas de Rincón Grande de Pavas, que diariamente dan alimentos a mas de 300 familias en situación de pobreza, obra llevada a cabo por mujeres humildes y anónimas, Lo mismo el Padre. Sergio Valverde de Obras del Espíritu Santo.

Es confortante hacer una buena acción, incorporarlo a tus hábitos, deseos como aporte positivo a la sociedad, para crecer, cada día, como una mejor persona. Una buena acción enriquece al ser humano y más cuando es realizada con el impulso de la voluntad, de la decisión por la virtud de cada uno.

Puede ser de diversas maneras como responder con una sonrisa, desde la mayor cortesía, respeto, buen trato a los demás, socorrer al necesitado, consolar a los afligidos, preocuparse por un enfermo, dar clases de recuperación a quien lo necesite, dar un consejo oportuno o hacer reflexionar a los demás.

Contribuir a combatir actitudes negativas, antivalores que son nocivos tanto para la sociedad, familias, grupos de personas, vecinos como compañeros de trabajo al aportar actos de cortesía, generosidad, bondad e instrucción.

Enriquece el alma al reiterar, con frecuencia, que amas a tus seres queridos, con mensajes por las redes, llamadas telefónicas o en contactos presenciales, al expresar tus sentimientos con total sinceridad.

 A veces ayuda mucho escuchar las confesiones de otros, decirle aquí estoy para los que necesites, acompañar o ayudar a personas que están solas, que necesitan favores o hasta un plato de comida.

Son buenas acciones ahorrar electricidad, no echar basura a la calle, sino contribuir a su limpieza, ni ofender a nadie, disculparse por algo incorrecto, donar lo que no uses, apoyar a que se materialicen los anhelos de otros, no guardar rencores, ser siempre gentil, promover acciones que contribuyan a transformar vidas, pensamientos y hábitos.

Hay que contribuir al medio ambiente, ayudar en los estudios de los hijos, nietos, den otros familiares, vecinos, donar medicamentos, alimentos que a otros les urgen, transformar malas costumbres, hábitos, vicios y resistirse a tentaciones perniciosas.

Hacer el bien da alegría, satisfacción, mejora las emociones puedes hacer cambiar cómo piensan otras personas e incorporar mejores patrones neuronales que ayudan a aumentar tu capacidad cerebral.

Es un ejercicio excelente para enriquecer tu nivel físico, mental con más conocimientos, nuevas ideas sobre las relacionarnos personas y superiores habilidades para cuando estás en grupo.

Lo fundamental es hacerlo con amor, sentir felicidad por lo que aportas, profunda satisfacción al irradiar el bien para con los demás y, principalmente, para ti mismo.

Como decía  Mahatma Gandhi, el dirigente más destacado del movimiento de independencia de la India contra el Raj británico: “No hay caminos para la paz; la paz es el camino”, o Napoleón Bonaparte. Emperador francés: “Cada uno de los movimientos de todos los individuos se realizan por tres únicas razones: por honor, por dinero o por amor”, mientras Jean Jacques Rousseau, filósofo francés, afirma: “Una de las ventajas de las buenas acciones es la de elevar el alma y disponerla a hacer otras mejores”, para Goethe, poeta y dramaturgo alemán: “Actuar es fácil, pensar es difícil; actuar según se piensa es aún más difícil”, Leonardo Da Vinci, pintor, escultor e inventor italiano. Defiende: “Así como el hierro se oxida por falta de uso, también la inactividad destruye el intelecto” y Séneca, filósofo romano, concluye: “La recompensa de una buena acción está en haberla hecho”.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad