Face
Insta
Youtube
Whats
Jueves, 22 Febrero 2024
Suscribase aquí

La vocación a la tercera edad

By Lic. Lisandra Chaves Julio 22, 2021

Doy inmensas gracias a Dios porque pude conocer a dos de mis abuelos. ¡Qué amor tan puro y desinteresado! Nunca un regaño sino mas bien mimos, juegos, chineos, historias, cuentos y caricias. ¿Cómo no amar tan profundamente a los abuelos o a los padres ya mayores?

Mi abuelita Marielos era una dama que jamás criticó a nadie, con una prudencia exquisita. Mi abuelo era todo lo contrario, escandaloso y dicharachero, pero ambos me dieron un amor inolvidable. Para mí fue muy duro despedirme de ellos, uno los quisiera eternos, y nunca los olvida, simplemente aprende un poco a vivir sin ellos presentes pues uno sabe que viven en la otra vida que sí es eterna.

Estoy segura de que cada persona puede contar bellezas y anécdotas de sus abuelos. Como en todo habrá excepciones, pero en general los abuelos y los mayores tienen algo especial que se llama sabiduría y un amor que ya está muy purificado y por eso lo entregan de forma total.

El Papa Francisco ha instaurado la Jornada Mundial de los Abuelos y las personas mayores el 25 de julio, pues él sabe bien que han sido lo más golpeados por la pandemia. También han sido golpeados por otra pandemia mas terrible que el Covid y es la soledad y el abandono de sus seres queridos.

El Papa nos dice que la vocación a la tercera edad es custodiar las raíces, transmitir la fe a los jóvenes y cuidar a los pequeños. No todos tienen la gracia de Dios de llegar a la edad de oro, por eso es una vocación especial que Dios le regala a algunos. Debemos apreciar este don de la tercera edad en nuestra vida, sociedad e Iglesia.

“Yo estoy contigo todos los días” son las palabras que, según el Papa, Dios le repite a todos los mayores a través de los ángeles que manda a consolar sus vidas. “Esto te lo dice a ti, me lo dice a mí, a todos. Este es el sentido de esta Jornada que he querido celebrar por primera vez precisamente este año, después de un largo aislamiento y una reanudación todavía lenta de la vida social. ¡Que cada abuelo, cada anciano, cada persona mayor -sobre todo los que están más solos- reciba la visita de un ángel!, dijo el Papa.

El abuelo de Jesús, Joaquín fue también consolado por un ángel. Debemos pedir a Dios que mande muchos ángeles a estar con nuestros mayores. Ellos nos necesitan. “Toda la Iglesia está cerca de ustedes, se preocupa por ti, te quiere y no quiere dejarte solo”. Si los familiares abandonaron a un adulto mayor, la Iglesia jamás puede abandonarlo porque es un hijo amado y valioso.

Francisco insiste en que “se necesitan ángeles para devolver los abrazos y las visitas a los ancianos…en este tiempo hemos aprendido a comprender lo importante que son los abrazos y las visitas para cada uno de nosotros ¡y cómo me entristece que en algunos lugares esto todavía no sea posible!

El Papa nos recuerda que él mismo recibió la llamada a ser Obispo de Roma cuando ya estaba en edad de la jubilación y pensaba que no podía hacer mucho más. “El Señor está siempre cerca de nosotros con nuevas invitaciones, nuevas palabras, con su consuelo, pero siempre está cerca de nosotros. Ustedes saben que el Señor es eterno y que nunca se jubila. Nunca”, nos dijo en el mensaje para esta Jornada.

Es importante que podamos decir a nuestros mayores que ellos siempre son valiosos y útiles. El Papa pide a los mayores abrir el corazón a la obra del Espíritu, que sopla donde quiere y hace lo que quiere. El Papa Francisco termina diciendo que los mayores son indispensables para construir el mundo del mañana. Asegurémonos de decir todo esto a nuestros abuelos y mayores, mejor si es con un abrazo y un beso.

 

Infórmese primero con una suscripción digital. Conozca nuestros cómodos planes, es muy fácil, solo ingrese en este enlace.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Image
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad