Face
Insta
Youtube
Whats
Miércoles, 24 Abril 2024
Suscribase aquí

Atestiguar los horrores de la guerra lo convenció de convertirse al catolicismo

By Noviembre 30, 2023
Callow apoya un orfanato de niños huérfanos en Ucrania. Callow apoya un orfanato de niños huérfanos en Ucrania.

Bruce Callow es un tico-canadiense radicado en nuestro país desde hace 30 años. Nació en Edmonton, pero creció principalmente en Calgary. Su provincia natal, Alberta, tiene una de las poblaciones de inmigrantes ucranianos más grandes del mundo, por lo que de alguna forma, cuando era niño, absorbió algo de esa cultura gracias a actividades culturales a las que le llevaban sus padres.

La comunidad de Santa Ana ha sido su hogar durante la mayor parte de las últimas tres décadas. Aquí trabajó como profesor de inglés, música y hockey y durante nueve años sirvió en la Embajada Británica gestionando proyectos y comunicaciones.

En los últimos años desarrolló su faceta como escritor, siendo coautor de libros sobre los costarricenses en la NASA y sobre las mujeres en la ciencia y la tecnología. Está casado, tiene dos hijos y un nieto.

En marzo del año pasado, Bruce tomó la decisión de ir como voluntario a Polonia, poco después de que Rusia invadió Ucrania, una experiencia que marcó su vida para siempre.

Con él conversamos y este es un extracto del diálogo:

 

Fuiste como voluntario poco después de que Rusia invade Ucrania, ¿por qué hiciste eso y qué hiciste allí?

Como todo el mundo, vi en la televisión a los refugiados ucranianos saliendo de Ucrania y me sentí obligado a intentar hacer algo personalmente para ayudar. En mis cuatro semanas en Varsovia me involucré en una variedad de actividades, incluyendo brindar ayuda de emergencia a refugiados en las estaciones de tránsito de las estaciones de ferrocarril, dar clases a niños ucranianos y tocar música en grandes centros de refugiados. En medio de todo el caos y la tristeza que había allí fueron muchos momentos divertidos y de esperanza. Una cosa clave que me sucedió allí fue conocer a un joven voluntario canadiense/ucraniano llamado Roman Lakhnyuk, que estaba ayudando a los ucranianos en una de las estaciones de tren. Después de regresar a Costa Rica, Roman y yo creamos un programa que ayudó financieramente a más de 30 ucranianos a llegar a un lugar seguro en Canadá al conectarlos con donantes que pagaron sus boletos aéreos.

 

¿Qué más te llevaste de tu experiencia en Polonia?

Hay algo muy especial en ese país, su historia de represión, de lucha y de fe en Dios. Necesitaba toda mi fuerza y fe para poder servir en centros de refugiados llenos de miles de personas y tratar de animarlos un poco. Este tipo de experiencias, además de visitar muchas iglesias católicas y aprender sobre sacerdotes como el Padre Jerzy Popiełuszko, tuvieron un profundo impacto en mí. Todas estas cosas me llevaron a tomar la decisión de convertirme al catolicismo y completé el curso para hacerlo en diciembre pasado.

 

¿Cuéntenos sobre su reciente misión a Ucrania?

En noviembre del año pasado organicé un concierto benéfico en la Iglesia Unida de San David en Calgary y parte del dinero que generamos se utilizó para comprar un generador diésel para un orfanato cerca de la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania. La ONG canadiense Amigo Relief Missions se asocia con el Seminario Teológico de Lviv para apoyar una red de 14 orfanatos, incluido aquel para el que compramos el generador. El seminario teológico de Lviv me invitó a pasar dos semanas con ellos. Durante ese tiempo di clases de inglés y guitarra a los estudiantes del seminario, visité a personas desplazadas internamente en asentamientos de refugiados, visité orfanatos y pasé tiempo con soldados discapacitados. También organicé un concierto benéfico que se transmitió en vivo por YouTube con la participación de muchos artistas internacionales incluyendo Editus y Pergrino Gris. Mis dos semanas en Ucrania me brindaron experiencia en las herramientas que necesito para continuar apoyando de manera más efectiva a la gente de allí. Pude comprobar por mí mismo la excelente forma en que Amigo Relief Missions y el Seminario Teológico de Lviv administran los proyectos y la forma cuidadosa en que se utiliza el dinero de las donaciones. Me da mucha confianza mi recaudación de fondos para apoyar su trabajo.

 

El oeste de Ucrania está lejos del frente de batalla, pero ha sido objeto de ataques rusos con misiles y drones. ¿Cómo te preparaste para visitar un país que está en guerra?

Tuve la suerte de recibir un excelente asesoramiento para prepararme para mi viaje del Padre Troy Nguyen en Calgary y del Padre Juan Luis Calvo en la Parroquia de Santa Ana. Me ayudó a controlar mi miedo y poner las cosas en perspectiva. El Padre Juan Luis me dijo que no cediera al miedo y que estuviera alegre y concentrado en mi misión. Esto ayudó mucho. El seminario donde estuve tenía un refugio antiaéreo en el sótano en caso de alertas de ataque aéreo, pero durante las dos semanas que estuve en Lviv no escuchamos ni una sola sirena de ataque aéreo. Para ser sincero, no dormí mucho durante mi primera semana allí, esperando las sirenas de ataque aéreo, que normalmente suenan en medio de la noche. Fue una batalla de nervios.

Laura Ávila Chacón

Periodista, especializada en fotoperiodismo y comunicación de masas, trabaja en el Eco Católico desde el año 2007.

Síganos

Face
Insta
Youtube
Whats
puntosdeventa
Insta
Whats
Youtube
Dignitas Infinita
Image
Image
Image
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad
puntos de venta
suscripciones
Catalogo editoria
publicidad